Lectura crítica, reseñas gastronómicas y Trip Advisor

El tema no es nuevo; hace tres años ya escribía sobre ello. Suelo utilizar Trip Advisor para buscar sitios donde comer, en el reciente viaje a Croacia sin ir más lejos, y que además de las propinas digitales que en ocasiones doy, suelo dejar también mis reseñas y puntuaciones allí (tengo que añadir algunos sitios, aunque no me preocupe ni mi nivel ni los badgets que me den por ello), de manera no anónima, lo mismo que subo algunas fotos a Flickr u otros entornos. Más o menos, ese boca a boca (o boca a oreja) de recomendaciones y avisos que siempre se ha hecho sobre bares y restaurantes, aunque sea en tono "cuñao", pero con el altavoz que supone Internet, para bien y para mal. Así, me ha llamado la atención hoy ver dos usos que se dan a ese sitio web y el caso que se le hace. 



Tal y como publicaban en El Confidencial hay quienes quieren dejar de aparecer, quienes hacen poco caso, quienes están interesados para atraer clientela; están los renegados y los beneficiados... A través de los enlaces de la noticia, llego al blog Tripadvisor. El ojo de Sauron en el que anuncian ser "el blog donde el profesional de hostelería en general vamos hacer la crítica del cliente" y en cuyas entradas se pueden ver, por ejemplo, respuestas a comentarios aparecidos en Tripadvisor (están poco activos este año, de todas formas). 

Sin embargo, también veo que estos días están publicando entradas en gananzia.com tituladas "cómo comer en los mejores restaurantes de Bilbao sin que te roben la cartera", "cómo comer en los mejores restaurantes de Donosti sin rascarse el bolsillo" y "come en los mejores restaurantes de Vitoria-Gasteiz sin aflojar el monedero"  basándose en las críticas y puntuaciones de... TripAdvisor. Vamos, aquí se fían y está claro que la autora no ha estado demasiado creativa. Claro que también he visto hoy otro blog, que no voy a citar ni a enlazar, puesto que parece creado con objetivo económico (todo es lícito, claro, pero no voy a desviarle tráfico) y cuyas críticas gastronómicas de restaurantes del Botxo son de "escaso calado", por decir algo.

Conclusión: está claro que hay que saber leer de forma crítica en la Red y fuera de ella. También las reseñas gastronómicas.

Comentarios