2013-08-14

Cuestión cultural

Estoy esperando a digerir la información, o, mejor dicho, el aluvión de datos próximo a la infoxicación en torno al desgraciado accidente ferroviario en Galicia. Cuanto más me llega, menos entiendo... y no solo porque trate de disfrazarse con explicaciones de tipo técnico que acerquen lo explicado a la ininteligibilidad para los no versados (como en el "mejor" estilo oscurantista de la administración)

Desde mi "no conocimiento profundo" me surgen un montón de preguntas: ¿es una vía de alta velocidad o es algo parecido, como un "quiero y no puedo"? ¿qué es ahorrar y qué es una chapuza? ¿existen o no medidas para evitar el "fallo humano"? ¿es posible que se esté hablando por teléfono y explicando cuestiones mientras se conduce? ¿hay que revisar ahora los protocolos de actuación y las medidas de seguridad precisamente después del accidente?

Contando Estrelas en Flickr

Y, más allá de expresar -en la medida de lo posible- mi sentimiento de pesar a familiares y allegados, y mi reconocimiento a quienes ayudaron -y lo siguen haciendo- a las víctimas, crece en mi interior la convicción de que es una cuestión cultural, no de folclore, sino de valores, creencias compartidas, actitudes ante la vida que hacen que, como sociedad, se tenga una actitud reactiva, por un lado, y de no hacer lo debido en el momento anterior. Hace falta una catástrofe -¡qué triste!- para reaccionar y tomar medidas, que no entiendo por qué no se toman antes. Por otra parte, parece que se trata de buscar culpables y de eludir responsabilidades propias -tratar de escurrir el bulto, valga la expresión-.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Aquí también puedes colaborar tú.
Idatzi ere egin ahal duzu txoko honetan.