2010-04-20

Acordándonos de vivir

Ismael Serranoren kontzertura joatea izan zen Gipuzkoa aldera ihesalditxoa egiteko aitzakia. Eta nola ez, aurrekoetan bezala hemen duzu nire iritzia.

Como en otras ocasiones, no me resisto a contarte las sensaciones que tengo tras oír el pasado sábado a Ismael Serrano en el Kursaal donostiarra, qué me gustó más y qué menos; bueno, sin eufemismos, incluso lo que no me gustó.

Entre lo destacable a favor a mi entender, en ese recital en un auditorio del Kursaal lleno con una media treintaañera coincidente con la impresión de Txema Soria en Bilbao.
  • Entrega y fiabilidad: en torno a dos horas y tres cuartos sobre el escenario, respondiendo a (casi todas) las expectativas. Mejor de voz que en otras ocasiones y dominando la escena.
  • El aporte de la voz femenina a una banda que ya me pareció buena en la gira anterior.  Eso sí, fui incapaz de entender los nombres de los nuevos componentes, a pesar de que los repitió.
  • Las historias enlazadas, con guiños a otros momentos  anteriores (el origen del vino verde, por ejemplo) Curioso el escenario planteado para la nueva gira.
La foto es de María, publicada en Facebook. 
Me dice que el público en el norte es mucho más frío que en Madrid.


Lo que no me gustó
  • El nuevo arreglo en "no estarás sola".
  • No oír una versión de la chacarera compuesta por el vallekano.
  • Que no cantaran juntos Ismael y Javier Bergia.
  • Muchos gestos en la banda (Fredi, Jacob, Bergia...) claramente perceptibles por el público: ¿señal de falta de acople todavía tal vez?
  • Que se aplauda en mitad de los temas, de modo que no se puedan oír bien los arreglos.
Lo increíble por malo: el trasiego del personal, incluso con la ayuda de las linternas del personal de sala para guiar en ocasiones, llegando tarde, moviéndose durante la actuación y obligando a espectadores a moverse para dejarles paso incluso en mitad de una canción. Se lleva la palma la pareja que apareció a las 21.50, cuando el concierto empezaba a las 20, e hizo que nos levantáramos todos y todas los de la fila para dejarles pasar.

PS No acabo de entender el título de la crítica de Iñaki Zarata en DV.

4 comentarios:

  1. Yo...
    Me preocupé por su voz, nunca le había visto tan ronco en tantas canciones, jejejejeee

    La chica se llama Melina .P

    Y en general, me pareció lento, lento en cuanto a que muchas canciones anteriormente estaban tocadas con más fuerza, e incluso las de siempre, se me hacían lentas lentas...

    Mmmmmmmmmua


    Público frío frío :D

    ResponderEliminar
  2. ¿No entiendes el título de la crítica o no te parece adecuado? jejeje, porque entenderse se entiende :P

    ResponderEliminar
  3. Fíjate Txilibrin, que no sé si es un guiño a Ismael, por eso de que al hacer balance dice que aún lee tebeos o lo innovador que supuso el modelo de 13 Rue del Percebe, o todo lo contrario.

    La voz en Basauri la última vez que le escuché (vale, final de gira) buff, es que no era ya ni ronquera, no era ni voz casi al acabar.

    La sensación de lento... será que uno va creciendo y perdiendo pelo también ;-)

    Y gracias por la foto :-)

    ResponderEliminar
  4. Anda Txilibrin, que el Serrano escribe en su blog "el maravilloso público guipuzcoano nos brinda su calor ;-)

    ResponderEliminar

Aquí también puedes colaborar tú.
Idatzi ere egin ahal duzu txoko honetan.