2014-04-23

Robot y bertsolari, no es un oxímoron

Hace dos semanas acudí a una charla sobre robots-bertsolaris en la Alhóndiga. Cuando lo he comentado con un par de amigos les ha parecido curioso. Por ese motivo, aunque ya lo he reseñado en "Ikasle eta irakasle", por si como ellos no te arreglas bien en euskera, te traigo aquí la traducción de la información que me envió +Aitzol Astigarraga, @aitzolete, alma mater del proyecto.

En una entrada posterior haré algunos comentarios tras los apuntes tomados.

Introducción


El 18 de abril de 2012 el equipo rector de la Universidad del País Vasco nos invitó a organizar una sesión de versos especial entre versolaris y máquinas. Aceptado el reto, nos pusimos a trabajar en ello unos cuantos investigadores de la Facultad de Informática, y sacamos el primer prototipo de BertsoBot. En ese festival tan especial, que tuvo gran éxito en los medios de comunicación, participaron junto con los versolaris dos robots, Galtxagorri y Tartalo (como ejemplo, noticia en Diario Vasco). Sacamos conclusiones importantes de aquel experimento, tanto sobre robótica como sobre la creación automática de textos.  

De todos modos, lo más importante fue que lo que se planteó como un juego se acabó tomando en serio y se abrió una línea de investigación que aúna versolarismo, tecnologías lingüísticas y robótica.

Objetivos


Hemos puesto un objetivo práctico a la línea de investigación que es desarrollar una máquina autónoma con capacidad de cantar versos: recibiendo instrucciones orales para componer los versos, procesando las mismas y componiendo y cantando el verso más adecuado.

Pero, tras ese objetivo práctico, tenemos los siguientes objetivos como base de la verdadera investigación:

  • Comunicación oral enre máquina y ser humano.
  • Desarrollar un sistema de comunicación, tomando como base el verso o la poesía.
  • Examinar los modelos computacionales de la creatividad humana.
  • Dar pasos en el camino de la creación automática de poesía.
    • Valiéndose del aprendizaje automático, construir modelos lingüísticos de los corpus.
    • Examinar la estructura narrativa de los versos y aplicarlo para modelar y formular nuevos mensajes.
Por lo tanto, más allá del versolarismo, en nuestro trabajo examinamos las tecnologías relacionadas con el lenguaje natural, con el euskara. Sin dejar de lado la investigación básica, trataremos de presentar aplicaciones experimentales, ofreciendo oportunidades para que empresas o instituciones de esos campos puedan desarrollarlas y convertirlas en productos, tales como:
  • Sistemas de conversación mediante voz.
  • Robots inteligentes capaces de detectar respuestas emocionales.
  • Aplicaciones de software para el aprendizaje de lenguas.
  • Herramientas de análisis para detectar plagios y textos de autores.
  • Herramientas que pueden ayudar en la creación de versos: buscador de rimas, sistema para elegir música, buscador semántico de versos etc.

¿Por qué en el mundo del versolarismo?


Alguien podría preguntar por el verdadero interés de poner a un robot cantando versos. Habría que explicarle que nuestro objetivo no es, de ninguna manera, conseguir una máquina que pueda actuar al nivel de los versolaris. Hemos elegido este campo, el del versolarismo, porque tiene características interesantes desde el punto de vista computacional:
  • El habla libre, sin más, supone un campo demasiado extenso. Las condiciones a cumplir por los versos lo limitan, y ello tiene sus ventajas a nivel computacional.
  • Las condiciones técnicas de los versos de métrica y rima son tratables computacionalmente.
  • A difererencia de la conversación normal, en los versos están muy bien delimitadas las características de la conversación: cuándo hablar y cuándo escuchar, la duración de la intervención oral, etc. Ello facilita el intercambio de mensajes y la conversación.
  • El verso en sí en una interesante herramienta de comunicación. El verso improvisado tiene un procedimiento concreto.
  • El versolari tiene sus mecanismos para dar forma a lo que quiere decir y expresarlo mediante versos (la idea principal va al final, la elección de las rimas y los versos entre las rimas...); en todo caso, cumpliendo exigentes normas técnicas (medida y rima). Este modelo, el del verso, nos resulta interesante, tanto por la forma como por poder aprender de él sobre la construcción del discurso.
  • El versolarismo ocupa un lugar especial entre nosotros en lo referente a expresión oral. Se ha realizado un enorme trabajo de documentación y ese corpus es un ejemplo magnífico para nosotros con el objetivo de poder aprender de él.
Nao, el robot bertsolari

Grupos de investigación


Hay un gran trabajo detrás de cada tarea que aparentemente el robot realiza con gran facilidad. 

Por un lado, están las tareas de robótica; el grupo de investigación RSAIT ha dado cuerpo a la máquina versolari. De este modo, el robot es capaz de recibir órdenes y moverse en su entorno: se acerca al micrófono, llega, se gira, vuelve para atrás y movimientos similares a estos. El robot es capaz de comunicarse en una lengua natural (euskara) y utiliza sensores para responder ante sucesos imprevistos.

Por otro lado, el robot es capaz de componer versos desde cero (aunque no sean de gran calidad) gracias al trabajo del grupo de investigación IXA, utilizando para ello técnicas de aprendizaje automático. Al tiempo, se han desarrollado en colaboración con el grupo RSAIT otras vías para crear versos con mayor sentido: tomando como punto de partida la aproximación mediante el corpus, vías que trabajan la similitud y la coherencia entre las rimas.

Por último, hay que destacar el trabajo del grupo de investigación Aholab. Gracias al trabajo llevado a cabo durante años en la creación de voz nos ha sido  posible poner a cantar a nuestro robot.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Aquí también puedes colaborar tú.
Idatzi ere egin ahal duzu txoko honetan.