2014-02-19

Noticias, lengua y Bilbao

Te traigo la versión traducida (de forma libre) de la entrada de la semana pasada en ese mi otro blog, Ikasle eta irakasle, por si te interesa leerla... sin tirar de Google translator ;-)

¿Qué lengua se utiliza para dar una noticia? Puede pensarse que es una pregunta retórica, que, sin embargo, me viene a la mente con cierta frecuencia; incluso he pensado más de una vez escribir sobre el tema. No me refiero a la que se utiliza en un contexto personal --hace poco escribía sobre la cuestión de las costumbres, y más a menudo aún sobre el euskara--. Me refiero hoy a la prensa; es más, hace ya un tiempo que me referí a la importancia de la elección de la lengua.

Además de aquellos medios de comunicación que utilizan en exclusiva el euskara, en los diarios que se publican aquí suelen publicarse noticias en euskera. Y pienso que podría ser un tema de tesis doctoral; me parece, y adelanto que no tengo datos empíricos que sustenten la impresión, que suele tratarse, por lo general, de noticias curiosas o noticias relacionadas directamente con el euskara.

Y mientras andaba pensando en ello, además de fijarme, para qué negarlo, en la trayectoria en el concurso Blogetan [concurso de blogs en euskara en el que ha estado participando "Ikasle eta irakasle"], me he encontrado con la siguiente noticia de DEIA a través del concejal Sabin Anuzita: la mitad de los bilbainos habla euskera.

Foto "mítica" de un cartel que aún hoy puede verse en Bakio y alrededores.
Bien sabes que soy bilbaino. Es más, bilbaino euskaldun --o euskaldun bilbaino, vete a saber--. A botepronto, la primera impresión: menos mal, ya no es una situación tan extraña. Porque el siglo pasado, cuando yo era pequeño, tengo la impresión de que era algo que todavía estaba escondido de alguna manera; incluso, aunque no me castigaran por ello, llegué a oír aquello de "niño, habla en cristiano". En fin, una buena noticia, aunque esté el reto del salto del conocimiento al uso, como ha reconocido el propio Sabin --y que las estadísticas son estadísticas, pero eso es harina de otro costal--. Además, han utilizado "bilbaino", con diptongo y sin tilde, como lo hago yo.

Pero --ay, que siempre tenga que haber un "pero"-- la noticia está publicada en español. Del modo en que solemos plantear hoy día al trabajar las composiciones escritas, unas preguntas sencillas --que suelen ser las peores--: ¿a quién se dirige la noticia, quién es el receptor? ¿cuál es el objetivo del mensaje?

Bueno; fijémonos en la parte positiva. Siempre he dicho que no quiero ser una pieza de museo. Tenemos los medios; ahora toca ponerse manos a la obra ["ekin eta jarrai", o "insistencia y continuidad" es el lema de Euskaltzaindia, la Academia de la Lengua Vasca] para conseguir ese Bilbao vascoparlante (y seguramente entonces también una Euskal Herria euskaldun) que cantara Fredi Paia en octubre, sin rechazar la realidad multilingüe del mundo, claro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Aquí también puedes colaborar tú.
Idatzi ere egin ahal duzu txoko honetan.