2012-10-26

Entre dar y deber

En el último disco de Ismael Serrano uno de sus temas se titula Te debo una canción, dedicada a "su amiga Montse con permiso de Joaquín". Así que, una vez publicada, cabe decir que ha pagado parte de esa deuda pendiente, porque ahora le debe una canción al amigo.



Sin embargo, en mi memoria musical hay otra de título similar, que me ha acompañado durante muchos años; sí, lo has adivinado. Se trata de "Te doy una canción", de Silvio Rodríguez, que hacía mucho que no aparecía por aquí.




2012-10-24

Irakurri konektatzeko

IK honi Ta falta zaio maiz erabiltzen ditugun siglak osatzeko, Informazio eta Komunikazio Teknologiak alegia. Eta sarri aipatzen dudan legez, teknologia bitartekoa da. Usteak eta baloreak dira funtsezkoak nire iritziz; ekintzei zergatia eta arrazoia ematen dietenak. Ikuspegi horretatik emango dizuet irakurtzea eta konektatzeari buruzko esperientzia baten berri, EAEko irakurketa planaren argitara zentzu eguneratua eta zabalagoa izan dezakeena.



I
Ikasi. Horixe agertzen da behin baino gehiagotan ekimen horren atxikimendu-adierazpenean. Eta ikastearen kontzeptua, bideak, moduak eta garaiak aldatu egin dira egungo gizartean, irakurtzea eraldatu egin den bezalaxe. Baina, edozein kasutan, azpi-azpian dagoenak hortxe dirau.


Konfidantzara heldu kontrola gaindituz. Antzeko ideiaz idatzi genuen aspalditxoan Luis Mari Txabarri eta biok, Ebaluazioaren alfabetoaz geniharduenean. Eta filosofia horren argitan aritu nintzen aspaldi, garai hartan nirekin euskara ikasten ari ziren helduen irakurzaletasuna suspertzeko, Zutabe aldizkarian irakurritako proposamen bat indarrean jarriz. Hala, liburu jakinak derrigorrez irakurrarazi beharrean, aukeran ematen nien zer irakurri aukeratzeko, gehienez liburutegian genuenaren inguruko aholkuarekin batera eskatzen zuten kasuetan. Daniel Pennaci irakurri niona berriz esanda, irakurri aditzak ez du agintera jasaten. Beraz, liburua hartu eta gustukoa ez zela konturatzekotan askatasun osoa zeukaten atzera egiteko eta beste bat hautatzeko. Ez zuten laburpen idatzirik egin behar, ez zegoen horri buruzko galderarik azterketan. Konpromezua, gutxienez hiruhilabetean bat irakurtzea eta bukatutakoan iritzia klasekideei adieraztea horretarako propio genuen taula batean eta modu errazean, koloreak baliatuta hain zuzen: berdea gomendagarria zenean, horia gutxi gora beherakoetan eta gorria gustukoa ez zenean. Guztiz arrakastatsua izan zen proposamena. Konturatu nintzen, nire kasuan bezala, gehienek nahiago zutela beren kabuz aukeratu eta ahal zela umeentzako idatzitakoak ez izatea. Eta gustuak zein erritmoak anitzak ziren. Baten batek bidaietako kronikei ekin zien, beste batek Atxaga zuen maite...

Konektatzea? Bai horixe. Azken finean, irakurle-klubaren antzekoa zen. Izan ere,  horman jarritakoaz gain, mintzagai ere bazirelako irakurritakoak. Gelaren inguruan gorpuzten zen gizarte sare horri lotura ematen ziona gainera. 

Laburbilduz, joan zen mendean egindako proposamen didaktikoa, irakurtzea eta konektatzea uztartzen zuena, gaurkotasunez jantzi genezake egungo gizartean. Eta hizkuntza ikasleen artean ere bai, gelako hormetatik haratago.


2012-10-22

Leer para conectar

Leer para conectar, que en siglas lo pondríamos como LPC. Claro que en este caso no es algo relacionado con OLPC, one laptop per child, pero sí tiene que ver con niñas y niños, y tecnologías, y aprender, y leer.



L 
Libro. Es lo primero que se nos viene a la cabeza. Pero leer, leemos mucho. Incluso más de lo que pensamos o de lo que piensan quienes creen que no leen. Vayamos con un ejemplo cercano. Hace no mucho tiempo le comenté a mi hijo adolescente que apenas leía al margen de lo que le mandaban en el colegio. Me respondió que no era cierto; que además de lo obligado, leía o intentaba hacerlo más de cuatro periódicos diariamente... deportivos o su información deportiva  y a través de la Red como vía más habitual. Todo ello sin entrar a lo que lee y escribe en los sitios de redes sociales, que últimamente hasta le ha dado por twitter.  Conclusión, quizá no lee tantos libros de motu propio, pero leer sí que lee. Incluso mis tuits.

P 
Prosumidor. Ya decíamos que escribimos y leemos en la Red. Porque en estos tiempos podemos no solo leer, sino también escribir, incluso con muchas personas de potenciales lectoras sin tener que recurrir a publicaciones más o menos complejas. Más aún, esa potencialidad se materializa y llegan a leer lo que escribes, lo que sucede, pongamos por caso, con quienes tenemos blogs. Ello puede llegar a posibilitar que más allá de una lectura puedas interaccionar con quien la ha escrito. Puede pasarte que vayas a la charla de una escritora y te dedique un libro, escritora a quien seguías y sigues en la Red  pero también que le escribas un mensaje a una autora cuando has acabado de leer una obra suya y te conteste de manera inmediata, como me ha sucedido hace no mucho con Rosa Ribas.

C 
Tiempos de C. Ya lo razoné hace una temporada; también un referente como Tíscar Lara propuso que Internet se escribe con C. De modo que comunicar y compartir pueden ser considerados como dos de las características de estos tiempos en los que vivimos y, por tanto, leemos, escribimos, pero lo comunicamos y lo compartimos. No solo con quienes tenemos físicamente cerca, con quienes coincidimos en el tiempo, sino con quien todas las personas que quieran leernos, a su vez, o escucharnos. Y lo hacemos mediante sitios web, como los blogs, o libros de google, o con aplicaciones concretas en las que podemos anunciar, valorar y comentar lo que hemos leído. Pero, tal y como Daniel Pennac escribió, que el verbo leer al igual que amar no soporta el imperativo, comunicar y compartir también son libres. Que tengamos las herramientas disponibles no implica que lo vayamos a hacer. O sí.

2012-10-19

A vueltas con el tiempo... y la política

Al final de campaña electoral, no sé si ha sido realmente aburrida, en la línea que apuntaba en su columna Javier Vizcaíno o que mi seguimiento e interés ha sido menor, salvo cuando me ha tocado comentarlo en la radio. Desde luego las vísperas y la jornada de reflexión mucho más relajadas en mi caso que en 2009

Hablando de canciones, que es viernes, y tiempos, recordaba una de Pablo Milanés, y no sé si como consecuencia de aquellas experiencias pasadas, me ha quedado una huella triste o espero que al final ese tiempo nos ponga a cada uno en su lugar. Aprender, desde luego que aprendí.

Yo mismo, en 2009 y visto por la cámara de Otxolua
 
Hauteskunde-kanpaina urrutiagotik bizi izan dut oraingoan, irratsaioan hitz egin behar izan dudanetan izan ezik; egia esan, ez zait oso erakargarria iruditu. Eta Hauteskundeen aurreko egunak 2009an baino askoz lasaiago bizi izan ditut, zalantzarik gabe. Orduko esperientziek, dexente irakasteaz gain, arrastoren bat utzi zidatela ezin uka.  




2012-10-17

Mundiala, hi / Dando vueltas

No sé si lo había pensado antes pero cuando comencé a escribir en este txoko me di cuenta de la cantidad de días mundiales que hay; no hay más que consultar en la ONU, por ejemplo. 

Y como si todo fuese una rueda o unos caminos que se están encontrando cada cierto tiempo, esta semana se juntan el blog action day (como comentaban Ricardo y Mikel, por ejemplo) con la semana internacional de la pobreza y el día de la erradicación de la misma, pobreza que fue motivo del blog action day de 2008, cuando me dio por escribir una entrada al respecto. Por si fuera poco, se celebra el día mundial del pan, y el lanzamiento de un producto para reivindicar y potenciar el "antiguo bocadillo" como merienda sana (contado en Deia). Y coincide con el día mundial de los alimentos. Buff. Y pensar que en euskera decir "mundiala" es algo así como fenómeno, estupendo...  

glucocosa en flickr

Mundiala ote horrenbeste nazioarteko egun ospatzea, goseak eta elikagaiek bat egiten dutenean esaterako?
(aurrekoa irakurrita txiolari pentsaera nagusitzen ari zaidan galdetu diot neure buruari)

2012-10-12

Maite zaitut zorion


Ez da olerkia hemendik agertzen den aldia; ezta musika ere. Hala, Imanolen zein Xabier Leteren lanak ekarri dizkizut inoiz hona. Oraingo honetan, bien artekoa; lehenengoaren musika eta ahotsa, bigarrenaren olerkian oinarrituta.

Maite zaitut, zorion
inun etzeralako,
ezer etzeralako,
maite zaitut, zorion.

Amaitzen zeralako
edozein gauerditan
kale baten ertzean
maite zaitut, zorion.

Keinu zeken batekin
azkar zoazelako
hertsi ezin liteken
parentesis haundira,
zauritutako ezpainak
sarri dituzulako
zoritxar zeralako
maite zaitut, zorion.

Ezpain zauritu eta
begi lanbrotsuak,
akasozko keinu bat,
ezer ez gehiago.

Horrelaxe bakarrik
zorionik gabe
maite zaitut zorion
beti ukatua.

Hitz soil bat zeralako
poetek asmatua
zorionik asmatzen
etzekitelako,
denona zeralako
ezer etzeralako
maite zaitut zorion beti besterena

Zorion Beti Besterena by Imanol on Grooveshark 

Vuelvo a presentarte música y poesía. Una obra de Xabier Lete, en la música y la voz de Imanol Larzabal. Y con otra de mis traducciones libres
Te quiero felicidad, porque no estás en ninguna parte, porque no eres nada, te quiero felicidad.
Porque te acabas cualquier medianoche en la esquina de una calle, te quiero felicidad.
Porque te vas rápida con un gesto avaro al paréntesis grande que no se puede cerrar, porque a menudo tienes los labios heridos, porque eres desgracia, te quiero felicidad.
Labios heridos y ojos nebulosos, un gesto casual, nada más.
Así solo, sin felicidad, te quiero felicidad, siempre negada.
Porque eres una palabra tan solo inventada por los poetas porque no sabían inventar la felicidad, porque eres de todos, porque no eres nada, te quiero felicidad, siempre ajena.

2012-10-10

Otra de presentes y pasados

No hace falta preparar montajes, que ejemplos los encontramos por doquier. Esta puerta la encontré en la calle Mayor de Gares-Puente la Reina. Y ya se ve cómo se han ido adaptando en esa casa al paso del tiempo, también en la tecnología: de la aldaba al videoportero, pasando por el timbre. Incluso hay un hueco para la correspondencia postal y para una placa.

Claro que la solución podría haber ido en algún otro sentido, porque anda que no tiene agujeros la puerta.

Eta zein erabiliko dute benetan atea jotzeko garaian? Aldaba, txirrina, bideoa? Ez da aukera faltagatik izango

2012-10-08

Ayer, hoy... ¿mañana?

Aún recuerdo que cuando vivía de pequeño en Atxuri había varias tiendas de ultramarinos. En mi familia solíamos acudir a la que estaba justo debajo de casa, por lo que te puedes imaginar el tipo de trato que había. Eso sí, no siempre bajabas contento cuando te mandaban a comprar algo, por aquello del tener que obedecer supongo. Además, ama tenía la costumbre de hablarme de medidas como "libra", que yo, con mi pensamiento del sistema métrico decimal, difícilmente comprendía. Pasaron los años, cambié de barrio, cerraron esas tiendas. Incluso parece que el futuro de la Estación de Atxuri no es halagüeño.

Sin embargo hoy he vuelto a recordar esos tiempos. Porque cuando parece que todo es hipermercados, franquicias, tiendas de chinos por doquier, aún quedan restos de aquellas tiendas, casi como de museo pero vivas aún. Incluso conviven. En 365Bilbao aparecía hace poco una reseña de una charcutería de estas históricas, sita en el Casco Viejo. Pero también quedan en Basurto, donde saqué esta foto. ¿Hasta cuándo? ¿Las engullirá el progreso como a la estación del tren? ¿O la crisis será una oportunidad para reinventarse y reivindicar la cercanía y lo pequeño? No tengo una bola ni soy capaz de hacer prospectiva.

Oraindik orain badaude; auzoko denda txikiak, garai batean ultramarinosak. Elhuyar hiztegian itzulpena askoz ere arruntagoa da: itsasotik haratago datozen gaiak izan ordez, haurtzaroan pentsatzen nuen bezala, janari-denda proposatzen dute.  Badaudela diot, argazkia lekuko. Txikitasunak izan dezake gerorik? Auskalo.

2012-10-05

Regalo en otoño


Leí de pasada una entrada en Facebook de Manuel Cuesta en la que proponía regalar una canción suya de 2003 a quien se lo pidiera vía correo electrónico. Dicho y hecho; respuesta en pocos minutos.  Espero que también a ti te guste esta "pequeña oda al otoño", como él mismo la describió.
Cuando llegue la lluvia de otoño
Y las hojas arropen el suelo
se vistan de cobre los parques
y las aves remonten el vuelo
buscaré una tormenta
que me sirva de prenda

El olor a castañas y a azufre
los errores que he cometido
el cristal golpeado por la lluvia
las preguntas que no me has respondido
buscaré una tormenta
que me sirva de prenda

Buscaré aunque no queden más batallas
buscaré aunque prometan tus palabras
buscaré porque las aguas que me inundan son lágrimas en tu cara
buscaré un hueco para el pecado
buscaré un edén limpio y privado

Buscaré ventanas anchas sin barrotes que me ayuden a escaparme de tu piel
buscaré un noviembre por tu vientre
buscaré dos pupilas que te quemen
buscaré aunque me encierren para siempre en el desván de tu silencio
buscaré las cicatrices de tu cuerpo
buscaré los manantiales de tu sexo
buscaré entre la noche y la mañana y las sábanas de tu cama
buscaré

2012-10-03

Pero, ¿importa el tamaño?

Cantidad o calidad. O ambos criterios. También parece que cuando nos refiramos a calles ¿no? Así es que hoy retomamos algo sobre las calles de Bilbao.

Me resulta curioso el criterio para poner nombres a las calles, más allá de los vaivenes políticos del momento. Parece tener su lógica que la calle dedicada a Don Claudio esté cerca de la iglesia de San Antón, por ejemplo. Pero me ha llamado la atención lo sucedido con Gregorio Balparda.

En su día llevaba el nombre una importante arteria de Bilbao, pero en la transición se cambió el nombre, supongo que recuperando el que había en tiempos de la República, y pasó a llamarse Autonomía. Pero para mi sorpresa, paseando el otro día por San Ignacio, y entre nombres de escritores en lengua vasca, vi el nombre de nuevo en un cartel de una no muy larga ni transitada vía.



Claro que tampoco la libertad / askatasuna tiene en el Botxo una calle de las de más categoría, al parecer, aunque no se le pueda negas soler (algo comenté en su día con Plisti-Plasta sobre las calles Esperanza y Libertad)


2012-10-01

Maestros que empiezan y que acaban

GTDHC en Flickr
En una de mis visitas a la Mediateka de la Alhóndiga, en esos ratos en los que la mirada vaga entre libros y estanterías, encontré un título que me resultó sugerente, Querida maestra. Pensaba, además, en una persona muy muy cercana que iba a empezar su carrera profesional en breve. 

Sin embargo, su lectura no me ha llenado ni ha conseguido engancharme; de hecho no he llegado a leerlo entero. Me ha parecido simple, pasando por alto temas de calado y demasiado basado en anécdotas puntuales. Tampoco comparto algunas de sus reflexiones desde mi experiencia docente. Hubo otro de corte similar, que sí me atrajo más cuando lo leí.

Al tiempo, leía en mi google reader una entrada escrita por Miguel Angel Santos Guerra, dedicada a sus estudiantes de magisterio. Siempre recuerdo a Santos Guerra por sus escritos sobre evaluación, como este libro, y una charla allá por 1998 en Pamplona; ha sido Miguel Angel una de las fuentes de las que he bebido y aprendido. Así que ahí te va su, quizás, última reflexión como docente en activo.