2016-07-18

De Golpes de Estado

Hay algunos Golpes de Estado que, por diversas razones, sigo recordando.

El primero lo veo en blanco y negro, en imágenes de Informe Semanal: la Revolución de los Claveles portuguesa. Tenía yo por aquel entonces nueve añitos, y no entendía muy bien lo que explicaban en la televisión española, con imágenes captadas en aquel abril. Supongo, desde la perspectiva actual, que no lo harían de manera especialmente favorable.

El segundo, lo relaciono con la música; la música de Víctor Jara. O de Quilapayún. O de Pablo Milanés, pisando las calles nuevamente. O de Ismael Serrano viniendo del norte. Curiosamente, sucedió antes, en 1973 y en Chile, pero lo vivo como posterior en mi memoria, no se por qué. Recuerdo también que vi una película sobre este hecho en mis veranos adolescentes en Lekeitio; todavía recuerdo el título: Llueve sobre Santiago. Y también en aquellos tiempos vi Desaparecido.

El 23F lo viví más consciente; decía mi madre, con posterioridad, que nunca me había visto tan nervioso. Aquí el recuerdo es la narración radiofónica de la Cadena Ser, desde el propio hemiciclo, una narración que costaba creer. Me parece que todavía sigo sin entender lo que realmente pasó entonces... como muchas personas.

El último es el que, al parecer, se ha producido esta misma semana en Turquía, en un golpe que parecía era retransmitido y comentado en riguroso directo (aquí contado en El País). Aún hoy no entiendo lo que ha sucedido... claro que más tiempo ha pasado desde 1981 y estoy como estoy. En todo caso, queda claro que pertenecer a la OTAN no es una vacuna definitiva contra los Golpes, y que es peligroso que un presidente coja vacaciones.

Ah, y me doy cuenta de que hoy es 18 de julio. Por comentar; hace 80 años ya. Aunque en ocasiones no lo parezca.

2016-07-15

Su boca, Carmela (Mi hermana pequeña)

No es que tenga una hermana pequeña que se llame Carmela, sino que mihermanapequeña es "un proyecto musical cuyo fin es hacer sonar secretos e historias bonitas que sólo se pueden contar cantando". Es Carmela una cantautora gallega, de veintitantos años, que comenzó su andadura allá por 2012, y que ya ha tenido algún "libertad" (o sea, concierto en Libertad 8), y actuaciones junto a Fredi Leis, por ejemplo.

Según he leído en la web Corrientes Circulares, el nombre tiene su origen en su vergüenza a la hora de mostrarse frente al público. "De esa época en la que Carmela solo mostraba su música entre las paredes de su casa, y era su hermana mayor la que la empujaba a cantar delante de sus amigos a los que presentaba como “mi hermana pequeña". En esa web, en la entrada de 2012, puedes encontrar más información sobre ella.

He llegado a ella por Directo en Lavapiés, donde han colgado recientemente un tema suyo: "su boca".




2016-07-14

1 año, 52 años

Fue un día diferente el 14 de julio del pasado año. Hubo quien me dijo que era "mi día" y que disfrutara. Así traté de hacerlo. Incluso, en plan de medio broma, dije que era un buen regalo para mis 51 años. Porque es posible defender una Tesis Doctoral a esa edad, recién cumplida eso sí, con la parte buena y menos buena que tiene hacerlo con esos años. Es más; creo que conseguí disfrutar (no sé si estarán de acuerdo quienes asistieron al acto de defensa, pero en conjunto pienso desde la perspectiva de este año que el día fue redondo).


Creo que ha llegado el día de dejar visible la entrada de entonces en el blog, tras un año largo de exposición. Eso sí: seguiré compartiendo con quien desee mi alegría y mi tesis doctoral. Mi alegría que es compartida con quienes hicieron posible, de una forma u otra, que llegara al final de mi particular camino al doctorado, por supuesto; quienes figuran con nombre en los agradecimientos, y quienes no, por aquello de las "normas de la Academia". Y con quienes llegan a ese texto, o me preguntan algo relacionado con el texto en sí o con mi experiencia; es esto último, tal vez, lo que me llena más: poder compartir mi experiencia y mi trabajo.

Un año después sigo más o menos igual. Bueno, hay quien me llama "doctor" o "doktore" en plan amistoso; hay también algún proyecto que, como los artistas, no comentaré hasta que no se concrete. En el camino, el Cum Laude y el Premio Extraordinario de Doctorado, que supusieron las guindas, además del acto de investidura.

Pues eso, que te reitero mis gracias, por tu apoyo y tu compañía, en el grado que te corresponda. En el camino al doctorado, y en los 52 años de camino, que no recuerdo a qué hora empezaron.

2016-07-08

10 años de Aprendices

y los que nos quedan, añado. El grupo (¿comunidad? ¿cibercomunidad? ¿cibercomunidad de aprendizaje?) Aprendices llega a la decena de años. Y ya sabemos que 10 años en esto de la Red es muucho. Como preguntaba Jorge, ¿quién se acuerda (sin mirar ni consultar) de lo que pasaba en los mares de Internet allá por 2006?


127 miembras y miembros (a pesar de lo que diga la RAE) presentados según la wiki, con distintos grados de participación (como no podía ser de otra manera), más en la lista de correo, y con componentes que mantienen costumbres como escribir en blogs, como el Pater Julen, prolífero como pocos aún hoy día (lleva casi 4000 posts escritos)... pero sin grupo de WhatsApp (por el momento al menos).

He aprendido un montón de y con estas personas aprendizas. He llevado y llevo la camiseta en ocasiones (como en este hangout), he llevado la chapa y la regalé en un encuentro a alguien a quien hacía mucha ilusión tenerla, he escrito por aquí en ocasiones con esta etiqueta. Y la filosofía esa de "el que la propone, se la come" no está mal.

¡Felicidades! Y no dejéis de aprender, ni de compartir.
Zorionak! Eta ez utzi ikasteari, ezta partekatzeari ere.

2016-07-06

Resultados (escolares) ... y filosofía de vida

En línea, de alguna manera, con lo que planteaba la semana pasada, un texto leído en un muro de Facebook me ha provocado una nueva reflexión; en este caso, sobre los resultados escolares y lo que subyace en valores a lo que se plantea.

No voy a repetir el texto como tal. Más o menos, se indica que ha sido un curso intenso y que la madre se ha empleado a fondo con el chaval; que los padres han sido duros y no han hecho concesiones para que el niño sepa que debe hacerlo bien, ordenado y concentrado. Prosigue el texto con que han tenido malos momentos y baches, pero al final el chaval ha sacado todo sobresalientes en la evaluación final, por lo que los padres están sorprendidos y felices por el proceso, el esfuerzo y el resultado; ven que ha respondido, ha trabajado, se ha motivado. Acaba con que tiene un verano maravilloso por delante antes de comenzar en el instituto (intuyo por tanto con que se trata de alguien que termina la educación primaria y comienza la secundaria obligatoria).



Mientras andaba rumiando todo lo que subyace a este texto, he visto una conferencia de Toni Solano sobre la nueva escuela. Y me da que mucho de lo que se plantea en el texto referido viene a ser lo que Toni resume con "romper con la nostalgia" (nostalgia con lo que vimos y vivimos en "nuestro tiempo" en la escuela): transmisión de conocimientos, valores familiares, memoria como eje de aprendizaje, sin tecnología, examen como indicador de progreso.

Hay aspectos que yo me planteo (e incluso discuto, si es menester) con cierta frecuencia. Porque, partiendo de que no conozco el contexto concreto del caso,
  • ¿qué es "ayudar" a una niña o niño en cuanto a su proceso de estudio? ¿Hasta cuándo se puede o debe hacer, o dar esa ayuda? Referido al texto, ¿qué es "emplearse a fondo"?
  • ¿cómo se motiva a la niña o niño para que aprenda? ¿Siendo "duros y sin concesiones"? (no sé, casi me parece el "la letra con sangre entra", que también era un modo de aprender)
  • ¿cómo se evalúa? (bueno, ya puestos, qué, cómo, cuándo, quién, con qué objetivo)
  • ¿solo se aprende en la escuela? (en el caso que me ha servido de punto de partida, ya se ve que no) ¿hacemos un paréntesis en verano en el aprendizaje?

Sigo creyendo que en muchas ocasiones el ruido de lo que somos no deja oír lo que decimos (se lo oí a Santos Guerra), hay que atender a los valores que subyacen a nuestra actuación, lo que creemos y pensamos condiciona lo que decimos (o escribimos) y hacemos. Y, en definitiva, el modelo de actuación paterno-filial que ha dado resultado (al parecer) en este caso no concuerda con lo que yo entiendo es mejor a largo plazo en un proceso de enseñanza-aprendizaje, de fomentar la autonomía de quien aprende, en un proceso que nadie duda debe durar ya toda la vida.