2012-08-23

Facturas electrónicas que desaparecen

Avanzando ya en el siglo XXI no resulta tan extraño hablar de la factura electrónica, de la que todo parece ser bondades según Vodafone, por ejemplo. De todos modo, no sé si esos usos están tan extendidos. Vaya otro ejemplo: Metaposta apunta en un post de mayo de 2012 que tiene cerca de 20.000 personas usuarias, año y pico y algunas campañas publicitarias después de ponerse en marcha. Para hacer honor a la fama que debo tener yo sí estoy dado de alta y también lo estaba en la factura electrónica de Vodafone. Ello me permite reducir espacio, papel y poder ordenar de manera más comoda comunicaciones, facturas y demás.

Pero, y mira que siempre tiene que haber un pero, he tenido un problema tras cambiar de compañía telefónica. Porque ya no puedo acceder a mi histórico; así se lo hice saber a la cuenta de twitter de la compañía y recibí una rápida respuesta. Les di a continuación mis datos en privado y según me comentaron me mandarán las facturas por correo... postal, eso sí. Por cierto, estoy a la espera, dado que las necesito.

Por ello prefiero el servicio que ofrece Metaposta, y no estaría mal que más compañías se sumasen, para no tener ese tipo de pérdidas.

red.es en Flikcr
Interesgarri deritzot Metapostari. Izan ere, alta badaukta esparru horretan eta jasotako okumentuak sailkatu eta ondo kudeatzean saiatzen naiz; papera eta tokia aurrezteko modua ere bada. Alabaina, eta ematen dituzten datuei erreparatuta, ez omen dago zabalduegi oraindik. Eta hiritarrok ezezik, enpresek ere badute bide horri ekiteko aukera.

Faktura elektronikoek eta halakoez "antzeko parezido" oraindik orain, aukera gero eta zabalagoa izan arren. Vodafonerekin izan dudan arazoa da adibide argia: bezero izateari hutsi eta fakturen historikoa ezin kontsultatu. Twitter bidez eskatu eta erantzuna ohiko postaz jasoko omen dut. Badute hobetzeko arlo bat, hizkuntzen tratamenduaz gain.

6 comentarios:

  1. Comentarte que desde hace años soy usuario de factura electrónica, pero que por precaución, siempre me he descargado las facturas en PDF porque ya me había advertido un amigo informático, que, en caso de cambio de proveedor (y da lo mismo de telefónia, electricidad, gas o similires, la empresa que deja de serlo te corta automáticamente el acceso a tus datos antiguos.

    Y otra nota más, todavía hay compañias, como Jazztel, que aunque te des de alta en la factura electrónica te sigue mandando la factura en papel a casa aunque solicites que no lo hagan. Todavía hay mucho por avanzar en este campo.

    ResponderEliminar
  2. Pena de no habértelo comentado antes. De todos modos, me han llegado un par de ellas por coreo postal ya, tal y como me dijeron. Podrían haberme enviado pdfs pero...
    Por ello me parece interesante un servicio como Metaposta (no me pagan por la propaganda ni me han tocado entradas o premios, jeje)
    Claro que, puestos, también podríamos imprimirnos las facturas electrónicas ;-)

    ResponderEliminar
  3. Hola:

    Hoy en día está en boga la nube y no todo tiene que ir por ese camino. Siempre que dependas de un tercero, tienes una debilidad. Si tus documentos están en Metaposta, que pasa si un día Metaposta cierra, se hace de pago, tiene una avería o un ataque DOS o cualquier otra situación que impida acceder a los documentos.

    Guardar copia de los ficheros PDF en tu disco duro local (e incluirlo como backup en un Dropbox gratuito, por ejemplo) tiene un coste ínfimo dado el precio del giga de disco duro hoy en día. Es más rápido el archivo, es más rápido el acceso, tienes todo el control, etc, etc...

    ResponderEliminar
  4. De acuerdo, Fernando. Y es que ahí están los señores del aire, cada vez más poderosos. En principio planteaba que mejor Metaposta que ese servicio de factura electrónica que desaparece pero habrá que considerar tu planteamiento. Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Vaya, no había pensado en esa situación. A partir de ahora me voy a descargar los pdf.
    De todos modos, mi experiencia de factura electrónica con euskaltel está siendo un poco desastre. Lo peor es que también está siendo un desastre la factura de papel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí que me llegaron al final las facturas en papel. Pero Guillermo, tal y como apuntas, aunque la mona se vista de seda... ;-)

      Eliminar

Aquí también puedes colaborar tú.
Idatzi ere egin ahal duzu txoko honetan.