2012-07-23

Siguen dándose las casualidades

Y no solo porque la trama de los dos últimos libros que he leído se desarrolle en Barcelona, como ya me sucediera en marzo. Esta vez han sido Hombres de honor, de Xavier Bosch,  y El silencio de los claustros, de Alicia Giménez Bartlett. Bastante más redondo el segundo, por si tienés interés.


Casualidades, o no, además de la Ciudad Condal, que hacen que siga las aventuras de Petra Delicado y Fermín Garzón por aquello de que leo a Noemí, e incluso hace que vuelvas a pensar en el libro que has terminado. O que estés leyendo el libro en el que se mezclan monjes y asesinatos, y resulta que aterrizas, así como de casualidad, a pasar unos días de descanso en Cóbreces, y aunque no vayas de turismo espiritual, te enteras que hay una abadía cisterciense desde hace más de un siglo y que puedes acudir a las completas, así que empiezas a pensar en la  ficción literaria y la realidad...

2 comentarios:

  1. Las casualidades son muy literarias. Sácales buen partido.

    ResponderEliminar
  2. Sabes Noe que soy más de leer, escribir posts sobre todo, pero nunca se sabe ;-)

    ResponderEliminar

Aquí también puedes colaborar tú.
Idatzi ere egin ahal duzu txoko honetan.