2009-05-08

Aldaketa eta txistua / El cambio y el txistu

Ez dakit zerikusi handirik duten; izatekotan, txistuak izandako bilakaeraren ondoren beste musika tresnekin batera jotzeko zeuden zailtasunak gainditu egin direla eta beraz esparru zabalagoa duela orain. Ezin ukatu gainera  Euskal Herrian txistuak duen tradizioa eta hedapena. Tira, jakin badakit gai honetan ez naizela inpartziala; atzo bertan semeak emandako entzunaldi batean izan nintzen Bilbaomusikan.
Bestalde badakizu ez dudala sarri nire nagusiez idazten; areago oraindik berri-berria bada. Baina ez dut ulertu Lopez lehendakariak atzo hartu zuen erabakietako bat, alegia, aurreskua dantzatzeko txistuaren soinua baztertzea eta oboea erabiltzea.
Trina Milanek ikurren garrantziaz idatzi du bere blogean; Antoni Gutierrez Rubi-k ere beste testuinguru batez baina ikutu du antzeko gaia. Ez dakit horrela hartu behar den edo keinuaren pisua zenbaiterainokoa den, baina ez zait iruditzen kultura irekiaren alde egoteak horrelako ondorioak izan beharko lituzkeenik.
Iker.Mance-ren argazkia Flickr-en.
 
Ignoro si tienen relación; en todo caso, yo consideraba que la evolución en el instrumento había sido a mejor, de forma que el txistu en la actualidad puede unirse de modo más sencillo a otros instrumentos y tiene un mayor campo, siendo al tiempo innegable su tradición y extensión en la sociedad vasca. Bueno, es cierto que no soy neutral en el tema, y de hecho ayer mismo asistí a una audición en Bilbaomusika en la que participó mi hijo.
Si me sigues, sabrás que suelo evitar referirme u opinar sobre mis superiores o sus decisiones, más aún cuando acaban de llegar al cargo. Pero debo reconocer que me ha descolocado, y para mal, la decisión del Lehendakari López de sustituir en el aurresku la música de txistu por la de oboe (instrumento cuyo sonido me encanta, por otro lado)
Escribe Trina Milán sobre la importancia de los símbolos, en el contexto del acto de la Villa Foral; Antoni Gutiérrez-Rubí incide en el tema, pero en otro contexto. De modo que no sé si voy muy lejos en la interpretación o si es un gesto sin mayor importancia, pero el estar a favor de una cultura abierta no creo que sea precisamente ese cambio de ayer.

6 comentarios:

  1. Pues Iñaki, lo del txistu no se,... para mi no tenga tanta importancia comparado con bailar con la camisa por fuera del pantalón. También puede parecer una chorrada pero creo que este país no se tiene ningún repeto por el traje tradicional, antiguo o como le queramos llamar.

    Si queremos ser tan "modernos" no hace falta ponerse un traje tradicional mal vestido. Incluso se podría haber utilizado otro tipo de vestimenta mas "moderna" para bailar pero no destrozar un traje.

    Si quieres vestir un traje tradicional hay que vestirlo con todas las consecuencias o no vestirlo. Pero esto pasa en todas las fiestas.

    ResponderEliminar
  2. Tienes razón Josu.

    Es contradictorio cambiar ciertas tradiciones pero seguir respetando otras. Cambiar el txistu por el oboe a ocurrencia de Ibarrola. Ya puestos que no vayan a Gernika, o que cambien el roble por el pino gallego, y que en vez de pueblo vasco (¿por miedo a su traducción por euskal herria?) por ciudadanía, vayan de cachondos y digan chavalería vasca.

    No me parece una buena entrada empezar con este tipo de matices con la simbología.

    ResponderEliminar
  3. Compartiendo parte de lo que expresaba Hobsbawn en su "Invención de la Tradición", creo que es lo que ocurre con el acto de investidura que se hace desde el 36, y cada lehendakari ha introducido su impronta. Cosa que me parece correcta. Ahora bien, hay otras tradiciones, ancestrales, como son la música, el baile, la ropa que son objeto de rigurosas investigaciones, y gracias a esa gran labor han podido llegar hasta nuestros días. Así que, al margen de nacionalismos vascos o españoles, creo que modificar esta segunda parte es una falta de respeto a la tradición. Y ha hecho sentirse mal a muchas personas.

    ResponderEliminar
  4. No me había dado cuenta de lo de la ropa

    ResponderEliminar
  5. Iñaki,
    con todo el respeto y desde lejos, justament lo que mi comentario quiere poner de manifiesto es la importancia que tienen los gestos, los símbolos, no intento en ningún momento valorarlos como mejores o peores, intento analizarlos en el contexto de la modificación que han sufrido y de la intención con que se han hecho, porque saber si lo ha acertado o no, està en vuestras manos..los vascos, que sois a los que van dirigidos...
    un abrazo

    ResponderEliminar
  6. A eso iba, Trina a la importancia de los gestos y símbolos.

    Lo que pasa es que discrepo en el tema del oboe, aunque un comentarista de El Mundo-País Vasco insista hoy en que le parece perfecto pasar de lo folclórico a lo orquestal (tiene que haber gente para todo y ya me gustaría saber sus conocimientos musicales). Es más, según Izaronews han propuesto al instrumento como candidato a "Tesoro del Patrimonimo Cultural Inmaterial de España"

    ResponderEliminar

Aquí también puedes colaborar tú.
Idatzi ere egin ahal duzu txoko honetan.