Marta Espinosa, Futuro imperfecto

El futuro imperfecto de Marta Espinosa se refiere al tema que te traigo hoy. Porque si el día de su debut "oficial" (a finales de 2012, cuatro años y pico ya)  alguien como Fernando González Lucini hace una crónica como ésta, y afirma que "es simple y llanamente una gran cantautora", poco hay que añadir. 


Algún apunte más. Que es hija de Fran Espinosa, con quien ha cantado más de un tema y de dos, por supuesto (dueto pendiente, lo apunto). Que tras un par de maquetas, está en el proceso de elaboración, tras crowdfunding (de éste no me enteré) de su disco "Los mundos de Sybil". 

Este videoclip está grabado en directo en la Sala Collage Drinks&Arts de Madrid durante el concierto de presentación del proyecto crowdfundig del disco, bajo la producción de "En torno a cero dbs" y con la colaboración especial de Estrella González, además de la compañía de Víctor Humanes al cajón flamenco. 





Píntame un anochecer manchado
de azules y de violetas,
Luna vestida de llena,
Restos de la estela de un cometa.

Silencio que otorga el tiempo,
ráfagas de viento del vaivén
De cada uno de tus besos caducados en los labios,
Álbum de caricias de extrarradio.

Cántame al oído las canciones
que una vez me dedicaste,
Versos cargados de rabia, suerte, pena
Y noches de desgaste.

Dime que nunca te fuiste,
que no me llamaste por despiste
Y que me vas a regalar una vida entre tus piernas
A la luz de la felicidad.

Y si quieres nos volvemos juntos
futuro imperfecto de un descuido,
Cogemos un par de flechas
y se las mandamos de vuelta a Cupido;

Nos sentamos a contar historias de taberna
bebiendo recuerdos guardados en el cajón,
Nos fumamos los atardeceres mudos
entre pompas de jabón.

Háblame de ti como si fuera
la primera vez que hacemos
El amor por la esquinas escondiéndome
En los rizos de tu pelo.

Cállame con la mirada, miénteme en silencio
Por si acaso me despierto de mi sueño...
Y me caigo de la cama
con el corazón rodando por el suelo.

Escríbeme cartas como si
fuéramos dos adolescentes,
Yo te cojo de la mano,
tú suspiras sigilosamente...

Yo te bajo el sol del cielo,
tú me invitas a emprender el vuelo
Hacia un mañana sin final,
Viviremos el segundo, ya nada volverá a ser igual.

Y si quieres nos volvemos juntos
futuro imperfecto de un descuido,
Cogemos un par de flechas
y se las mandamos de vuelta a Cupido;

Nos sentamos a contar historias de taberna
bebiendo recuerdos guardados en el cajón,
Nos fumamos los atardeceres mudos...
entre pompas de jabón.

Comentarios