2017-01-30

¿Y tú, por qué escribes?

A veces me lo pregunto yo (más ahora que ando con la neura o el latiguillo de los 10 años blogueando. Incluso podría ser el tema para el carrusel de entradas). Y no tengo una respuesta clara. No me refiero a lo que tenemos que escribir "por obligación", sino a escribir como pasatiempo... o incluso como profesión.

IMG_20161009_130305_1
La foto es mía, y está en Flickr con licencia CC
Yo fui a la EGB. Y a BUP. Y a COU. Y en COU me topé con un curioso profesor de lengua española que me decía "Murua, tú eres hombre de letras". Me temo que por aquel entonces me hacía más gracia que otra cosa, porque yo era de los de "ciencias puras", en la rama científico-tecnológica. Era, al menos. Tampoco lo tengo claro ahora.

Sí sentía, al menos, y ahora también, que me falta ese punto de imaginación, de creatividad (bueno, en ocasiones no solo "el punto", sino la coma y hasta el resto de signos de puntuación). Tengo otro recuerdo de los años de colegio. Nos mandaron hacer una redacción donde debíamos describir un paisaje. La mayoría, entre los que estaba yo, "subimos a un monte" y "vimos muchas cosas desde allí". El profesor, por el contrario, nos señaló que habíamos sido poco originales y, por el contrario, halagó a un compañero que describía su pueblo, Ondarroa, visto desde el mar.

Hace poco me he encontrado con la explicación que ha dado Rosa Ribas al por qué escribir. Reconozco que me ha encantado (lo mismo que el resto de la reseña); tanto que me ha dado pie a recordar y pensar en mis razones. 
Lo cierto es que no he encontrado entre esos recuerdos a mi "Quique Sánchez", a alguien que deseara emocionar.  Quizá por ello no alcance al poder de la literatura y me limite a este humilde blogsito. Que, ya me recuerda Guillermo, que las musas son muy suyas; suyas, no de él.

2017-01-27

Fernando Delgadillo, Hoy ten miedo de mí

Llegué a Fernando Delgadillo así como de rebote, tras ver la referencia a un tema de Gerardo Peña en el muro de Fran Espinosa, y el salto automático de You Tube me llevó a otra canción, ésta segunda de Fernando. Googleé (cualquier día admite la RAE el palabro) el nombre y me encontré con un cantautor mexicano, un año más joven que yo (dato objetivo, jeje), de largo recorrido. En la entrada de Wikipedia se cuenta que ha ido grabando todos sus discos de manera independiente desde 1983 hasta que en 2016 grabó uno con Sony, Sesiones acústicas (directo recopilatorio en acústico), y que "Hoy ten miedo de mí" es una de sus canciones más conocidas (y motivo de controversia también).

Me gustó lo que oí, y me puse a curiosear en la Red a ver si encontraba alguna explicación sobre el tema en cuestión; la encontré en el blog Solo un reflejo de mí: según se cuenta en la entrada, es su primera canción de amor, o, mejor dicho, de desamor. También hay distintas versiones de la canción.

En esta versión de 2016, y como ya supondrás, pese a las críticas en los comentarios, a mí me encanta con estos arreglos... y con el sonido del cello.


Hoy que llevo en la boca el sabor a vencido
procura tener a la mano un amigo
que cuide tu frente y tu voz
y que cuide de ti, para ti tus vestidos.
Y a tus pensamientos mantenlos atentos
y a mano tu amigo

La importancia de verte
morderte los labios de preocupación.
Es hoy tan necesaria
como verte siempre
como andar siguiéndote con la cabeza
en la imaginación.
Porque ¿sabes? y si no lo sabes no importa
yo sé lo que siento, yo sé lo que cortan.
Después unos labios
esos labios rojos y afilados
y estos puños que tiemblan de rabia
Cuando estás contenta,
que tiemblan de muerte
si alguien se te acercara a ti.

Hoy procura que aquella ventana
que mira a la calle en tu cuarto se tenga cerrada
porque no vaya ser yo el viento de la noche
y te mida y recorra la piel con mi aliento
y hasta teacaricie y te deje dormir
y me meta en tu pecho y me vuelva a salir
Y respires de mí.
O me vuelva una estrella y te estreche en mis rayos
y todo por no hacerme un poco de caso.
Ten miedo de mayo y ten miedo de mí.

Porque no vaya a ser que cansadode verte
me meta en tus brazos para poseerte
y te arranque las ropas y te bese los pies
y te llame mi diosa y no pueda mirarte
de frente y te diga llorando 
Tiembla mucho de miedo mujer,
porque no puede ser.

2017-01-25

Imágenes chocantes y preguntas

O al menos así me lo han parecido. Si vas a preguntarme "¿y si son imágenes, cómo es que pones texto y no imágenes precisamente?" me adelanto: se trataba de personas, y ya he tenido alguna experiencia poco agradable al sacar fotografías personales, antes siquiera de expresar intención de subirlas a la Red. De modo que no me atreví a sacar esas fotos y te las describo, antes de comentarlas y lanzar las preguntas.

Bill Gracey en Flickr, con licencia CC
La primera: una persona de edad avanzada, al menos de aspecto; por el mismo, parecía del este de Europa y estaba pidiendo limosna sentada a la entrada de un supermercado. Hasta aquí no es extraño ¿no? El hecho que rompía esa aparente "normalidad" era que estaba hablando por un teléfono móvil; no parecía un smartphone, sino un modelo antiguo. La imagen daría juego, por ejemplo en una clase de lengua (ya me sale la vena): ¿estaría hablando de verdad? ¿con quién y por qué? ¿no parece contradictorio pedir limosna y hablar por un móvil? ¿acabaremos dando limosna a través de smartphones y apps?

La segunda también se refiere a otra persona que está pidiendo dinero. En este caso, un "artista callejero", haciendo malabarismos con mazas y una pelota mientras está el semáforo en rojo. Hasta aquí, tampoco extraña demasiado, al menos en las ciudades. Lo curioso es que en el "más difícil todavía", estaba con auriculares en ambos oídos. Y me llega otra tanda de preguntas: ¿era solo buscar el más difícil todavía? ¿una forma de motivarse? ¿una forma de aislarse del ruido del tráfico? ¿cómo acercarse a las personas que estaban dentro de los coches si ya pone el artista barrera física a escucharles? ¿o ya está tan cansado de escuchar negativas que le da igual lo que le digan?

2017-01-23

¿2007, blog-boom?

Ya te he contado hace poco que este humilde blogsito comenzó su andadura en 2007, y que con ese motivo estoy pensando hacer, por lo menos, una reedición del carrusel de entradas de 2012.

Comentando lo de la década blogueando, hay otras dos personas que me han confirmado que también comenzaron ese mismo año: Mikel, (aka y allá y acullá, @Eztabai), con el blog Eztabai (claro, no podía ser otro nombre) y Asun (o @esaotra) con Esa otra que soy yo. 

 Mikel opina al respecto que
Otro viejo rockero, digo bloguero, que bloguea desde casi la prehistoria de esto de la blogosfera y de forma prolífica como pocas personas, Mikel Agirregabiria, me decía que quizá se produjo ese año de 2007 el blog-boom.De todas formas, no encuentro muchos datos al respecto; Manuel Almeida se lo preguntaba también en aquel 2007.  Ahora bien: 
  • según Technorati se pasó de los 34,5 millones de blogs de 2006 a unos 112.8 millones en junio de 2008.
  • en Wikipedia se refieren a un tercer período en los blogs que viene desde 2007 hasta hoy.
  • en el Diccionario de la Real Academia no aparecieron "blog" y "bloguero" hasta la 23ª edición en 2014 (pero ya sabemos como son estas cosas de palacio). 
En todo caso, y como otra forma de celebración, ando barruntando que podría ser un motivo para reeditar una Tertulia Bilbaina un encuentro de bloggers que comenzaran su andadura en 2007. ¿Conoces algún/a otro/a?

PD Y si te animas a participar con una entrada del estilo que quieras, contacta conmigo.

2017-01-20

Jesús Garriga, Amigo


Para saber algo más de él, podemos recurrir, por ejemplo, a alguna (antigua) web, como Colectivo Canario de Autores y Cantautores, a la entrevista que le hicieron con motivo del festival en el diario La Nación, o a otros dos blogueros: el ya citado Fernando, en su Cantemos como quien respira, le ha dedicado más de una entrada; y a Oscar Sejas, en "El día en que desabroché tus canciones".  En el primero podemos leer frases como 
"es, sin duda, uno de los 'cantautores' más auténticos que poseemos en este país; auténtico en el sentido de su conocimiento y de su dominio creativo del género que llamamos 'canción de autor'; y auténtico respecto a su credibilidad personal."
y en el segundo,
"Hablar de Jesús Garriga es hablar de uno de los principales culpables de mi pasión por la canción de autor. [...] Tengo grabado a fuego el primer día que lo vi en directo, se hizo patente la confirmación de que era un músico de los pies a la cabeza y que había nacido para esto. Todo pasión en el escenario, todo garra, todo fuerza. Tres cosas que todavía lo definen a la perfección y que a día de hoy sigo encontrando en sus conciertos. Porque un concierto de Jesús es un salto hacia la paz, el segundero de un reloj que se para y detiene la ciudad. Su forma de tocar la guitarra y de cantar con su acento canario te atrapa desde el primer segundo e incluso consigue que sigas tarareando sus canciones cuando ya todo ha terminado y la ciudad recupera su ritmo frenético".
Hoy te traigo su tema "Amigo", con la que obtuvo el premio ya citado.



2017-01-18

Itzulpen eskasa ala elebakar? / ¿Mala traducción o monolingüe?

Kirol-erakunde batek egindako karteletan euskarazko bertsioan agertutako huts galantak ikusi izan ditut azken boladan; alderantziz izatekotan, gaztelaniazkoan alegia, seguruenik ez ziratekeen horrelako kartelak auzoko hormetan jarriko.

Itzulpena ez da nire lanbidea, badakizu; bai, ordea, noizbehinkako zeregina, laguntasun kontuengantik sarri. Izan ere, askok badakite euskara eta gaztelania ezagutzen ditudana. Ez da lan erraza, ez horixe. Gainera, hamaika buelta ematen dituzten horietakoa naiz, ea beste hizkuntzan ondo ulertzen den. "Ea testuak korritzen duen" pentsatzen duten horietakoa naiz; pentsatu ez ezik, asmoa indarrean jartzen ere saitatzen denetakoa. Eta, desbiazio profesionalaz edo, besteek egindakoak konparatzeko joera ere badut.

Hortaz gain, kartelak eta egitarauak itzultzean elebidun plazaratzeko asmoz oreka bilatzea beste alderdi garrantzitsu bat delakoan nago. Bestela esanda, erredundantziak eta errepikapenak gutxitzea behintzat.

Eta hau guztia idatzi eta gero, itzultzaile automatikoen bolada berriaren atarian egon arren (arestian aipatutako egungo emaitza batzuk aztertu ondoren, prozedura zaharra jarraikiz egin direla ematen du) neure buruari galdetzen diot itzulpen kaskar eta begietan min egiten duten horietakoak jarri ordez ez ote den hobe elebakar mantentzea. Beharbada, euskaraz inork gutxi irakurriko baditu ere, edozerk ez duelako balio. 

Azkena: auskalo zer gerta daitekeen elkarrizketak ia bapatean itzultzeko prestatzen ari diren sistemekin (Iturria: El País), itxuraz itzulitako txioetan ere huts "dotoreak" baldin badaude. 

No soy traductor, aunque a veces, por razones de amistad generalmente, me toque traducir algunas cosas; a estas alturas de la vida es difícil esconder que me defiendo en euskera y español, e incluso puede funcionar conmigo el "a que no..." o apelar al corazoncito.

No es fácil traducir, traducir bien, que "corra" en los distintos idiomas, a pesar de los avances en traducción automática. Al menos, no lo es para mí, y, además, soy de quienes dan unas cuantas vueltas a los textos. Cuando se trata de carteles y programas existe otra dificultad añadida a mi entender, y es que no resulten reiterativos, pesados, redundantes en la información que se da, sin perder calidad. En ocasiones, quién sabe si por deformación profesional, tiendo incluso a comparar versiones realizadas por otras personas.

Y, en éstas, te encuentras con carteles de cierta entidad deportiva en los que hay errores de bulto en la versión de euskera (de haberlos cometido en la versión española es posible que no los hubiesen colgado en las paredes del barrio). Piensas si han tirado de corrector automático sin más. Y te preguntas si no es mejor que sean carteles monolingües (sujetos a crítica por ello) que bilingües con evidentes incorrecciones (la crítica vendrá de algún pesado como yo, en todo caso).

O te pones a pensar, visto que en tuits pasa algo parecido con el nivel de traducción, qué resultado darán esos sistemas que traducen casi al momento conversaciones (vía El País); eso sí, los interlocutores deberán conocer al menos un idioma cada uno ¿no?




2017-01-16

Una anécdota sobre Ramón Pérez Juste

Me enteré por el blog de Lorenzo García Aretio del fallecimiento de Ramón Pérez Juste, profesor de larga trayectoria y currículum, y a quien tuve como profesor en mis estudios de licenciatura en la UNED, allá por segundo de carrera en la asignatura de Pedagogía Experimental II. No tuve tanto trato con él como Lorenzo; aún así, no me resisto a contar una anécdota, que puede ilustrar cómo era.

Eran años en los que en la UNED funcionaban los cuadernillos que cumplimentábamos los alumnos, que se enviaban y recibían en ocasiones por correo postal; en los que la comunicación síncrona, si no era con el tutor del Centro Asociado, se realizaba por teléfono con la Sede Central. Y, en una de éstas ocasiones, me topé con el profesor Pérez Juste.
Lo cierto es que debíamos de hacer algunos trabajos en la asignatura, y, como quiera que se me pasaron los plazos para hacer alguno más sencillo, me tocó bailar con el más complejo: se trataba de un análisis factorial. La experiencia del curso anterior no había sido buena con los trabajos de mi Centro Asociado, y habían recibido la "bronca" correspondiente tanto alumnos como tutor. De modo que cuando me enfrenté con el trabajo y llegué a ciertos problemas, no me quedó otra opción que llamar a la Sede Central. 

Estas llamadas no siempre eran sencillas, porque tenías que poder contactar con el profesor el día que le tocaba guardia, no siempre estaba ni contestaban directamente... Es más: en este caso, dado el profesor titular era Pérez Juste, renombrado, reconocido y con distintos cargos, supuse que cuando llamara hablaría con algún becario o similar, no con el catedrático y titular de la asignatura. Para mi sorpresa, la llamada la respondió alguien con rapidez y me dijo algo así como "soy el profesor Pérez Juste". 

No supe cómo empezar la conversación; todo lo que había pensado se me vino abajo. Así que empecé a balbucear que qué bien, que qué alegría hablar con él, que había leído unos cuantos de sus libros y artículos (era cierto, jeje)... Le planteé que tenía un par de problemas con el trabajo, que yo había ubicado en mi entorno laboral con datos reales de resultados de exámenes. Por un lado que me resultaba imposible hacer los cálculos a mano pero que tenía quien podía ayudarme; por otro lado, de mis primeros pasos, parecía que no me iba a cuadrar mucho con la parte vista en teoría. Su respuesta tampoco la olvido: que con que mostrara que sabía hacer cálculos sencillos era suficiente y que era lógico y normal tener apoyo informático; asimismo, que no me preocupara si no cuadraba todo de manera perfecta, pues era lo que sucedía en la realidad con frecuencia al investigar, y que sí tratara de explicar bien los resultados. Es más, me comparó mi actitud y dudas con los resultados "tan perfectos" de mis compañeros de Centro Asociado del curso anterior, que daban a entender que eran datos imaginados.

Me dejó más tranquilo, y con esa breve charla me dio unos consejos que me han valido luego a lo largo de los años posteriores. Por cierto, sí, me puso muy buena nota en el trabajo.

Descanse en paz.

2017-01-13

Fran Espinosa y María José Hernández, Su voz

Parece propia de la época una canción que en su primera estrofa diga que "su voz me abraza entre sus acentos me trae la primavera en este triste enero" ¿no? Se trata de un tema con letra de María Casado y música de Fran Espinosa, compuesto en 2012, y que se puede encontrar en el álbum "Manual de Instrucciones" (como "Lo olvidé").

La canción se basa al 100% en un relato corto escrito por María a finales de 2010, titulado "Su voz que me abraza". Cuenta Fran:
"Me costó mucho cantarla, ya que la letra habla de mí (María y yo somos pareja), es por eso que decidí que me acompañara una mujer y para eso, la mejor era María José Hernández, una de las cantautoras que más admiro y buena amiga. En 2008 hicimos juntos una gira por México en la que hicimos 6 conciertos juntos."

El vídeo recoge al principio el relato corto y a partir del minuto 2:32 la canción.



Su voz me abraza entre sus acentos,
trae la primavera en este triste enero,
me inunda hasta dejarme sin aliento,
enreda viejos poemas en mis dedos.

Su voz golpea mis cerradas ventanas,
barre ruinas y cenizas de mi suelo,
trae la salida que encontré en el mapa,
y perdí en un recodo del invierno.

Su voz en mi llanto, su voz mi refugio,
su voz sin los Santos, su voz siempre amada,
su voz tanto y tanto, su voz sin esposas,
su voz como un árbol, su voz me desnuda,
su voz transitando, su voz pinta nubes.

Su voz me empuja a aquella batalla
que olvidé cuando aún quedaba un asalto.
Hace tiempo que ya nada esperaba,
tras años bañados en el llanto helado.

Su voz se abrió y yo me creía de vuelta,
no preguntaré cuánto va a quedarse
porque temo pasear otra vez con la pena,
pisando sus cristales por el parque.

Su voz compañera, su voz tricolor.
su voz por bandera, su voz de los parias,
su voz de cualquiera, su voz que me gira,
su voz que me lleva, su voz que me tuerce,
su voz que me vuelca. su voz sin derecha.

Su voz esperada, su voz casi todo,
su voz descarada, su voz al fin libre,
su voz olas blancas, su voz dulce roca,
su voz entregada, su voz siempre honesta,
su voz en mi cama, su voz y nada más.

2017-01-11

Agustín Murua, un químico de nivel

Como ya te contara en los inicios del blog, suelo decir que soy medio químico; o químico incompleto, pues me quedé a un pasito de conseguir la licenciatura en Ciencias Químicas. Es más; aunque se diga eso de "nunca es tarde si la dicha es buena" y que en si día dijera que acabaría la carrera cuando mis hijos estuviesen en la universidad,  me temo que el plazo está a punto de vencer.

Pero ha habido otros Muruas químicos, claro, y muy especial debió de ser Agustín Murua, quien llegara a ser catedrático en la Universidad de Barcelona, y de quien leí en Zientzia Kaiera que fue uno de quienes defendían allá por 1916 (hace cien años, nada menos) la creación de una universidad vasca basada en un modelo más internacional, y no tanto en el del entorno más cercano.

Por cierto, lo conté en ese grupo de Facebook, "Muruak mundu zabalean / Muruas en el mundo/ Muruas in the world" que creara hace bastante tiempo, y hubo una respuesta de una usuaria que escribió ser bisnieta del hermano de Agustín.

Zientzia Kaiera blogean argitaratutako sarrera baten bidez izan nuen Agustin Murua Valerdi kimikari bizkaitarraren berri. Argi dago bere arrakasta eta itzala; nire ibilbidea kimikaren munduan aspalditxo geratu zen geldi, nahiz eta karrera bukatuko nuela agindu. Eta deigarria da bere aldarrikapena duela mende bat pasatxo, Euskal Herriko Unibertsitatearen alde, eta nazioarteko ereduari jarraikiz gainera.

Beste bitxikeria bat: Facebooken sortu  nuen "Muruan mundu zabalean" taldean eman nuen horren berri, eta Agustinen anaiaren birlobetako batek erantzun zuen. Mundua ez omen da horren handia.

2017-01-09

Así fue, y así se lo contamos

No recuerdo en qué programa de televisión lo decían, o incluso si es la frase exacta que utilizaban. Pero está claro que puede tener su utilidad para referirnos al contexto en el que nos estamos moviendo, como me han mostrado distintos hechos de estos últimos días.

Discutíamos en el Txoko (en el real, no en este pequeño espacio del ciberespacio) sobre Twitter. Había quien proponía, directamente, que debería prohibirse. El argumento era que cualquiera puede escribir lo que quiera y que la mayoría (no se incluía en la mayoría quien lo decía) se lo cree. Está clara la necesidad de literacidad crítica, de la lectura crítica de imágenes, del pensamiento crítico en la era digital como escribe Lorena Fernández. En todo caso, "poder decir cosas" no es exclusivo de Twitter, esa especie de speakers' corner global, más allá de que se pueda ser un mindundi digital (concepto que acabo de leer a Lorena) sin capacidad de influencia. Y lo de creer como cierto lo leído es un fenómeno que no solo sucede en Twitter, claro; ocurre en (casi) todos los entornos.

Porque parece, por ejemplo, que lo que ha sucedido en un acontecimiento deportivo (o el programa de turno) solo es verdad si se ha visto (y repetido) en imágenes, aunque sean imágenes elegidas y tratadas. No hablemos ya del tratamiento de imágenes con herramientas tipo Photoshop, o con "trampas de los cantantes hoy en día" como contaban en Microsiervos.
Y no solo en la Red. Recuerdo haber trabajado en una asignatura de licenciatura con Roberto Aparici, ejercicios de comparar noticias e imágenes de un mismo hecho en distintos medios de comunicación escritos, con distintos titulares, fotografías. Y en otro ámbito, como recordaba Julen Iturbe-Ormaetxe, también había viralidad antes de Internet (hoy, por ejemplo, no sé por qué me he despertado con un latiguillo de anuncio "Gabardinas el Bocho, en San Francisco 28"). O se contaba (supongo que no sería leyenda urbana), de un retardo en retransmisiones televisivas (tras hechos como el lanzamiento a lo bonzo de Joseba Elosegi ante Franco en un campeonato mundial de pelota) para evitar "sorpresas".

Vamos, que podía haber titulado el post "egia da [es verdad], neuk ikusi dudalako, porque lo he visto yo", que cantara Oskorri. Pero no olvidando preguntarte quién, cómo, dónde, cuándo, por qué, te deja que lo veas.

2017-01-05

Esther Zecco, Geografía

El vídeo es muy reciente, pero la canción la escribió Esther Zecco hace 10 años, como regalo de boda para una amiga suya que se casaba. Es, por otra parte, la única canción de esa época que sigue estando siempre presente en sus conciertos.

La incluyó en su primer disco en 2013. Antes de meterse a grabarlo en estudio, dice Esther que tuvo la fortuna de encontrarse con algunas personas que, de alguna manera, le cambiaron la vida. Una de ellas, Alejandro Rivera. Tal y como cuenta, 
Recuerdo la primera vez que vi a Alejandro Rivera perfectamente. Fue en el micro abierto que se celebraba los lunes en el Café Galdós. Vi a un chico de aspecto desgarbado, acento andaluz y una de las sonrisas más bonitas del mundo. Desde entonces, han pasado 4 años y nos han pasado infinidad de cosas juntos (muchas no se pueden ni contar).
He cantado "Geografía" con Alejandro tantas veces, que he perdido la cuenta. Y para mí es tan especial cantarla con él, que le pedí que fuera uno de mis invitados en "Carácter retroactivo", para incluir nuestra versión de la canción en ese nuevo disco. Antes de grabar el disco, grabé unas maquetas de las canciones en mi casa, en Lavapiés. Hace más o menos un año. Una tarde, después de haber grabado la guitarra, grabamos las voces de Alejandro y la mía. En principio eran unas voces guía que sólo íbamos a utilizar en esas maquetas. Pero entonces apareció Javibu Carretero en escena. Javibu es teclista, percusionista y productor (ha trabajado con artistas de la talla de Manolo Tena, Vetusta Morla...) Pero sobre todo es una persona maravillosa. Le pasé las maquetas de las canciones y hemos trabajado en esta canción durante unos meses. Nacho Mur ha hecho también su aportación con un arreglo de guitarra bien bonito. Y bueno, pues este es mi particular regalo de Reyes, o regalo de despedida... No sé cómo llamarlo. Alejandro es uno de los mejores amigos que tengo, de esos que sólo cuentas con los dedos de una mano. Y dentro de unos días se va a Uruguay, a descubrir su propia geografía. 
Pues, además de para Alejandro, aquí tienes un particular regalo de Reyes. Gracia Esther.



No intento taparme, si llueve me mojo 
si cambia el paisaje me cambian los ojos 
no llevo equipaje, he pintado un mapa 
para este viaje prefiero ir descalza. 

Que ya sé dónde hay sequía y sé dónde está el agua fría
y dónde está caliente, ya sé dónde está mi gente 
que ya conozco el camino, que me sé todas las piedras
cuando me arrepienta solo hay que dar media vuelta. 

Mis manos se empeñan en quedarse frías 
me siento pequeña en esta geografía. 

Y  ahora son inundaciones, caminos que no quería 
hay más estaciones que las que yo conocía 
descubrí nuevos cimientos, lo que era rápido es lento
en junio es invierno, te miro y me desoriento. 

Fíjate que aunque me quiero, me protejo de mí misma 
y cuando me pierdo siempre dejo alguna pista 
que no conozco el camino, que ya nunca tengo prisa 
y me pilla de paso cualquier sitio que tú pisas

2017-01-03

Vuelos y uso de lenguas / Hegaldiak eta hizkuntzen erabilera

Sin llegar a lo que puede llegar a hacer el famoso comandante Aznarez en un vuelo (así lo contaban el El Comercio, por ejemplo) me llamó la atención el uso de lenguas en unos vuelos recientes Bilbao-Barcelona / Barcelona-Bilbao. 

Y es que los mensajes "enlatados" son bilingües: español e inglés, por supuesto. (O al menos lo damos por supuesto y nos parece lo normal). Pero en el vuelo de ida, las azafatas incluyeron en sus mensajes iniciales euskera (vale, no cuando explicaron lo del flotador, la máscara y las salidas de emergencia, sino al presentar la tripulación). Y cuando iniciábamos la maniobra de descenso, el piloto habló también en catalán. Quizá pienses que qué mas dará, pero uno sufre de desviación profesional, y le da vueltas hasta a estas cosillas, tan "inocentes" en principio. ¿O no tan inocentes?

En el vuelo de vuelta, no nos salimos del más que "políticamente correcto bilingüismo". Eso sí, y volvió a entrar en juego la desviación profesional, los mensajes dirigidos a la tripulación fueron en inglés. 



Duela egun batzuk Bartzelonara eta Bartzelonatik egindako hegaldietan hizkuntzen erabilerari erreparatu diot; badakizu, desbiazio profesionala edo. Ingelera eta gaztelania nagusi, jakina. Baina joanekoan, euskara eta katalana ere entzun nituen: katalanez komandanteak lur hartu aurretik, euskaraz hasierako agurrean hegazkineko laguntzaileetako batek. Esanguratsua? Niri, behintzat, atentzioa eman zidan.

2017-01-01

10 años en la blogosfera / 10 urte blogosferan

Creo que soy más de años pares; más aún, de bisiestos. Quizá tenga que ver mi fecha de nacimiento, aunque yo no naciera en 29 de febrero como mi padre. Aún así, estoy leyendo que si el recién estrenado 2017 será especial: que si es un número primo, que si sus cifras suman 10, que si empieza un nuevo ciclo... No sé, de lo que estoy seguro es que será especial para este txoko, porque en mayo hará 10 años (¡10!) desde que empecé a saltar del Botxo al ciberespacio.

Habrá que organizar algo especial; al menos, una rueda de entradas como hace cinco años. Para empezar, he recibido un regalito de parte de José Alberto Ubierna, el primo fotógrafo: una nueva imagen de cabecera para el blog.


Tengo que pensar además otro par de cuestiones, para las que no estaría mal recibir tu opinión:

Urte berezia aurtengo hasi berri hau blog honentzat; izan ere, 10 urte beteko dira maiatzean Botxotik ziberespaziora jauziak ematen hasi nintzenetik. Hori dela eta, 5. urteurrena bete zenean bezalaxe, zerbait antolatu beharko, ezta? Proposamenik baduzu? Diseinu aldetik aldaketarik egin beharko nuke? (argazkia, behintzat, aldatu diot, José Alberto Ubierna lehengusu argazkilariak egindako oparitxo bat baliatuta) Eta zein traola erabili Sarean aipamenen bat egiten diodanean?