2017-01-27

Fernando Delgadillo, Hoy ten miedo de mí

Llegué a Fernando Delgadillo así como de rebote, tras ver la referencia a un tema de Gerardo Peña en el muro de Fran Espinosa, y el salto automático de You Tube me llevó a otra canción, ésta segunda de Fernando. Googleé (cualquier día admite la RAE el palabro) el nombre y me encontré con un cantautor mexicano, un año más joven que yo (dato objetivo, jeje), de largo recorrido. En la entrada de Wikipedia se cuenta que ha ido grabando todos sus discos de manera independiente desde 1983 hasta que en 2016 grabó uno con Sony, Sesiones acústicas (directo recopilatorio en acústico), y que "Hoy ten miedo de mí" es una de sus canciones más conocidas (y motivo de controversia también).

Me gustó lo que oí, y me puse a curiosear en la Red a ver si encontraba alguna explicación sobre el tema en cuestión; la encontré en el blog Solo un reflejo de mí: según se cuenta en la entrada, es su primera canción de amor, o, mejor dicho, de desamor. También hay distintas versiones de la canción.

En esta versión de 2016, y como ya supondrás, pese a las críticas en los comentarios, a mí me encanta con estos arreglos... y con el sonido del cello.


Hoy que llevo en la boca el sabor a vencido
procura tener a la mano un amigo
que cuide tu frente y tu voz
y que cuide de ti, para ti tus vestidos.
Y a tus pensamientos mantenlos atentos
y a mano tu amigo

La importancia de verte
morderte los labios de preocupación.
Es hoy tan necesaria
como verte siempre
como andar siguiéndote con la cabeza
en la imaginación.
Porque ¿sabes? y si no lo sabes no importa
yo sé lo que siento, yo sé lo que cortan.
Después unos labios
esos labios rojos y afilados
y estos puños que tiemblan de rabia
Cuando estás contenta,
que tiemblan de muerte
si alguien se te acercara a ti.

Hoy procura que aquella ventana
que mira a la calle en tu cuarto se tenga cerrada
porque no vaya ser yo el viento de la noche
y te mida y recorra la piel con mi aliento
y hasta teacaricie y te deje dormir
y me meta en tu pecho y me vuelva a salir
Y respires de mí.
O me vuelva una estrella y te estreche en mis rayos
y todo por no hacerme un poco de caso.
Ten miedo de mayo y ten miedo de mí.

Porque no vaya a ser que cansadode verte
me meta en tus brazos para poseerte
y te arranque las ropas y te bese los pies
y te llame mi diosa y no pueda mirarte
de frente y te diga llorando 
Tiembla mucho de miedo mujer,
porque no puede ser.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Aquí también puedes colaborar tú.
Idatzi ere egin ahal duzu txoko honetan.