2016-03-29

Donostia, negra

En distintas ocasiones he escrito sobre literatura y lugares en el blog; por ejemplo sobre Bilbao, sobre Barcelona, sobre Galicia... Esta vez le toca el turno a Donostia-San Sebastián.

No recuerdo bien la fuente, pero me enteré de dos novelas, negras, que estaban situadas en Donostia y protagonizadas por ertzainas: "El aroma del crimen", de Xabier Gutierrez y "Las pequeñas mentiras" de Laura Balagué. Así que en cuanto he podido me las he leído, una detrás de otra. Algún apunte curioso: la Donostia que pintan ambas es lluviosa, relativamente gris de color en general (igual es la forma que sea más "negra"), la alimentación de los protagonistas tiene su lugar (aunque la evolución gourmet de Vicente Parra no se ve en Carmen Arregui), dos protagonistas felizmente casados y con hijos, las asesinadas son de la alta sociedad donostiarra y relacionadas con el mundo de la moda... A modo de resumen rápido, dos novelas que, sin ser redondas a mi juicio, se dejan leer rápido y dan la impresión, corroborada en el caso de Xabier, que tendrán continuación. Apunta éste que será como la historia de la familia Parra, que me parece tiene cierta relación con sus vivencias).

Con Xabier ("donostiarra al cuadrado" según Mikel López Iturriaga) ha sido una sorpresa. Acudí a la presentación en Bilbao de la segunda novela de la serie, "El bouquet del miedo", centrada esta vez en el mundo del vino. La impresión que me llevé de él es que es un hombre del renacimiento, de los inquietos, de los que da a distintos palos, como puedes ver en su web. Ya dijo Igor Cubillo, otro inquieto, (igual crea otro blog, "lo que lea Don Manuel" o así) que nos encontramos ante uno de los grandes cocineros (ahí es nada ser el responsable de innovación y creatividad en el Arzak), prolífero escritor y que ahora también anda en el "noir" gastronómico, uniendo lo negro de la novela con la gastronomía, mundo que tan bien conoce, y hasta hace sus pinitos radiofónicos, en Más Que Palabras o dibuja, por ejemplo.

Igor Cubillo y Xabier Gutierrez en la presentación del libro 
Aunque en sus novelas aparece que los personajes son ficticios, me confirmó que los platos que aparecen en el primer libro de la saga son reales (¡madre mía! A ver si algún día lo llevamos al Txoko). Eso sí, en el primer libro, al menos, no deja claro quién recoge y friega en las casas particulares (sí hay un caso en uno de los restaurantes) después de las comidas que describe (y casi se paladean). De lo que dijo, me encantó la idea de la "memoria gastronómica" que tenemos y su importancia (modo de prever el éxito de una preparación, por ejemplo, si está ligada a aquella) y cómo será la de las siguientes generaciones (¿cómida rápida? ¿pizzas y hamburguesas?). Interesante la contraposición (que aparece, según comentó, en el próximo libro) entre los "tiempos" del vino (reposo, despacio, tranquilidad) y los vertiginosos de la televisión.



Acabo con el booktrailer de su segundo libro, realizado por su hijo. Ah, avanzó que el tercer libro comienza con la muerte de un crítico gastronómico (lo ha llamado "García" por ser el apellido más común) y aparecen las sociedades gastronómicas.


3 comentarios:

  1. Gracias por la mención, Iñaki.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Otro abracete Iñaki. Merci por tu interes

    ResponderEliminar
  3. Reabrazotes, literarios y gastronómicos, a los dos. Y bienvenidos a este txoko virtual.

    Habrá que organizar alguna quedada presencial txokera para charlar de eso de la noir gastronómica.

    ResponderEliminar

Aquí también puedes colaborar tú.
Idatzi ere egin ahal duzu txoko honetan.