2014-10-24

Profesor, maestro

El Departamento de Educación, Política Lingüística y Cultura del Gobierno Vasco ha decidido realizar una campaña, presentada esta semana, "irakaslea naiz-soy profesora, soy profesor", con la que quiere "prestigiar la figura y la labor del profesorado e impulsar un mayor reconocimiento social ante su importante labor." Este es el vídeo.


En un principio, no sé por qué, yo he pensado en maestros y maestras. Yendo al Diccionario de la Real Academia, he comprobado que es, ciertamente, polisémico --que hasta verdugo puede ser sinónimo, o que puede ser colegio de niñas el término Maestra--.

Mientras, me ha llegado un texto de 2006, de una conferencia de Manuel Area en Granada. En la misma se refiere a una imagen de la figura del maestro o la maestra que no nos resultará, al menos a quienes nacimos en el siglo pasado, en absoluto extraña. Decía así:
"La profesión de docente, maestro o profesor se configura y legitima socialmente hacia finales del siglo XIX durante la primera revolución industrial, y específicamente con la creación de los sistemas escolares  nacionales que reclamaron que el ejercicio de dicha actividad estuviera organizada y normativizada por el estado, debiendo obtenerse para ello la titulación adecuada. Los poderes públicos establecieron lugares o espacios específicamente creados para este fin (aulas, colegios e institutos), contrataron trabajadores cualificados (los maestros y maestras) y establecieron un programa educativo común (el curriculum). La figura del maestro o maestra rodeado de niños y niñas en un aula humilde con pupitres de madera y pizarras negras en la escuela de un pueblo o un barrio se ha convertido en el icono representativo de este oficio durante muchas décadas. Son imágenes en blanco y negro que a lo largo de gran parte del siglo XX (tanto de la época de la República como durante el franquismo) han configurado las señas de la identidad de la profesión. Ciertamente, en la actualidad han cambiado muchas cosas desde entonces".
No sé hasta qué punto estaba considerado socialmente; así escribían en Administración Digital sobre el tema, al hilo del dicho de "pasar más hambre que un maestro de escuela". En este diario digital también citan "Historia de una maestra", que ya reseñara yo hace unos años.

Y mientras, se discute de autoridad, poder y cambios en la sociedad; sobre cómo será la escuela del futuro (vía El Mundo) y los roles de docentes y discentes; si sobre quien se dedica a educar, enseñar, enseñar a aprender, lo hace porque realmente quiere o porque es una opción laboral más... me acuerdo de un texto (y película) que también citaban en el diario digital mencionado con anterioridad, La lengua de las mariposas (yo leí el cuento en el libro de Manuel Rivas) y de una canción, que para algo es viernes: El Maestro, de Patxi Andión. He encontrado en You Tube un vídeo en el que une canción y película.


Hasieran aipatu dizudan publizitate-kanpaina euskaraz ere badago. Baina ez dakit izenburuarekin asmatu duten; neuk, agian, "irakasle nauzu" erabiliko nukeen. Edonola ere, irakasleen lana eta figura prestigiatu beharra sumatu badute agintariek, gizarteak kolokan jartzen duelako izango da, ezta? Kanpaina batekin nahikoa izango ote irakasleen profesionaltasunaz, lanaz, zereginez dauden uste errotuak aldatzeko?


Portzierto, eztabaidaren bat sortu da Sarean, matematika gai ulertezinekin lotzeagatik eta erabilitako irudiagatik.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Aquí también puedes colaborar tú.
Idatzi ere egin ahal duzu txoko honetan.