2014-08-20

Vivir el momento... o grabarlo para contarlo

Antes se contaba, mediante palabras: una anécdota, algo que había pasado, un recuerdo sobre nuestro viaje, cuentos... Después se pasó a apoyar la narración con imágenes; fotos y diapositivas quienes sacaban muchas --recuerdo que cuando nos casamos nos regalaron un proyector de diapositivas, de filminas vaya, pero no recuerdo dónde está ahora; en el camarote supongo--. Incluso esas sesiones de ver diapositivas o álbumes de fotos, se fueron reforzando más adelante con vídeos, en esos "entrañables"  ratos en casa de familiares y conocidos.

Ahora, tengo la sensación de que se enseñan fotos o vídeos, al momento, de manera casi síncrona, a personas cercanas o al mundo mundial, en un ejercicio de extimidad. O utilizando los archivos guardados en el telefóno, si ya ha pasado. De lo contrario parece que no es tan cierto; algo que muchas personas entienden tan necesario como las presentaciones en las charlas (aunque sean pobrepoints).

Así que el sábado, en el txupinazo que da inicio a la Aste Nagusia bilbaina, a su Semana Grande festiva, miré alrededor con mi teléfono en la mano --este año me han regalado uno que saca fotos más potables que el anterior y hasta me he animado con cuenta de Instagram, que en Flickr ya tenía-- y pensé que seguro que alguien de todas la personas que me rodeaban iba a sacar una foto mejor de Marijaia en el balcón del Teatro Arriaga. De modo que opté por girar mi smartphone y sacar la fotografía en otra dirección. Algo así como una metafotografía.

Bueno, admito que yo también he ilustrado mi texto. Ilustrado para contarte lo que vivía en ese momento.


Irudiak narrazioa indartu egiten omen du. Garai bateko kontaketa hutsak, irudiz eta elementu gehiagoz hornitu beharra dago, antza; pentsa, bestela, jendaurreko saioak egiten direnean, non era bateko edo besteko diapositibak erabiltzea ia ezinbestekoa den.

Egoera areagotu egin zaigu teknologiekin. Gauden lekuan gaudela, gauden pertsonekin gaudela, mundu zabalari jakinarazi behar diogula ematen du, ia atoan, smartphone eta antzeko gailuak erabilita. Unea bizi eta gozaztu baino, jakinaraztea ei da garrantzitsuena.

Beraz, joan den astean, Bilboko Aste Nagusiaren hasieran, nire telefonoaren norabidea aldatu eta beste argazki mota bat atera nuen. Bapateko erabakia. Hainbeste tramankulurekin, Marijaiari nirea baino argazki hobegorik aterako ziotela zalantzarik ez nuen izan.

(Neuk ere, kontakizuna janzteko, argazkia erabili dut, karkar)


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Aquí también puedes colaborar tú.
Idatzi ere egin ahal duzu txoko honetan.