2013-10-14

La atención y las ganas

Cuando voy a visitar, por el motivo que sea, un lugar que no conozco -o no lo suficiente al menos- me suele gustar informarme. Incluso suelo guardar información en papel, tipo planos y guías, si bien es cierto que Internet está modificando mis costumbres y el modo de planificar -me ha dado, por ejemplo por crear archivos en gdrive y compartirlos con quien le interese, además de guardar notas, enlaces y similares-. Pero no del todo, porque aún suelo ir a las oficinas de turismo si tengo ocasión.

M. Peinado en Flickr
Y no deja de llamarme la atención la distinta atención que se puede recibir... y, de hecho, se recibe. Vamos, que desde que te entren unas ganas locas de visitar todos los rincones que te proponen y de seguir las indicaciones hasta decidir irte lo más pronto posible porque han conseguido que el sitio en cuestión pierda todo el interés.

Supongo que debe ser difícil la tarea de repetir más o menos lo mismo, todos los días y de manera continua, acabando con el "¿de dónde viene?" para rellenar la encuesta de rigor. Pero, cómo se agradece el buen trato ¿no?

Aurrez aurrekoak eta Sarekoak elkarren osagarri izan daitezkeelako... baina beti ere, begikotasuna, hurbiltasuna... eskertzekoak dira. Are, egiteko asmoa duguna dugula izanda, jasotako arreta eta erantzunak horren baldintzatzaile izan litezkeelakoan nago. Horregatik, turismo-bulegoetan eta antzekoetan ematen den irudi eta tratuaren garrantzia, nire ustean. Eta, seguruenik, bigarren hau are funtsezkoagoa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Aquí también puedes colaborar tú.
Idatzi ere egin ahal duzu txoko honetan.