2013-03-13

Genís Roca desvirtualizado

Por fín. Aprovechando su visita al Botxo, para la conferencia inaugural de Forotech Deusto 13, he podido saludar en persona a Genís Roca y escucharlo en directo, porque Genís no es nuevo en este txoko ni en mis textos, sean orales o escritos.

Se parece a las fotos que tiene en sus perfiles; al menos, los conocidos, porque no sé si cumplirá sus consejos a la chavalería (aunque ni falta que hace) de tener uno oficial, para el colegio y la familia... y otro para los y las colegas.

Buen discurso el del catalán; una nueva demostración de que no hace falta una gran presentación de diapositivas si el orador es bueno (aquí la tienes en Slideshare). Incluso se le puede perdonar aquello odioso de "ya sé que no se verá bien pero..." Lo cierto es que la diapositiva en sí era aclaratoria... sobre todo si estabas en las primeras filas.

Foto de Loretahur en twitter


En principio el titulo de la conferencia no me atraía demasiado --Modelos de negocio que van a funcionar en Internet-- pero he de reconocer que lo que habló me sirvió para tener unas claves de cara a entender mejor lo que está pasando en Internet, y, por extensión, en el mundo que nos rodea. La cuestión del pago del whatsapp, sin ir más lejos. O la propia evolución de Internet, que se ha ido construyendo por capas: de la de los ingenieros (hasta 1995) a la de las organizaciones (hasta 2005), la de las personas (en la que nos encontramos, hasta 2015) y la de los servicios, o las cosas, que la tenemos ya llamando, con lo que ello supone. La Internet de las personas defiende que ha estado bien para colaborar pero no para hacer negocio. O el excelente resumen del paso del producto al servicio, de la reconversión industrial digital y de cuánto estaremos dispuestos a pagar por servicios (esas tiritas inteligentes que pueden informar del estado de salud y alertar, por ejemplo)

 Y es que aunque hablemos de Internet y el posible futuro, mi impresión tras oírle es que el pez grande (Google, Facebook, Microsoft) se seguirá comiendo al chico (LinkedIn, WhatsApp...)  El ejemplo que nos puso, retrotrayéndonos a la extensión de los primeros PCs, --así que los nacidos en los 60, como Julen, lo entendimos bien--  claro: no sobrevivió el mejor procesador de textos, o la mejor hoja de cálculo, sino quien fue capaz de compatibilizarse, de integrarse, de ofrecerlo en conjunto (léase office)

Más ideas de las que lanzó (y con las que yo me quedé). 
  • Ahora hay otros intermediarios; ejemplo del turismo: han surgido empresas como Booking que sustituyen a quien hacía esa labor, con lo que yo me acordé de la Polka Frutera de los Sabandeños.  
  • La trazabilidad y los consiguientes datos que va generando lo digital; "capturo el dato y luego lo vendo", que si encima es combinado multiplica su valor. Si no pagas --pensemos en todos los servicios "gratis" en la Red -- no eres el cliente, eres el producto (como en los bares, para la empresa de cervezas tú no eres el cliente, sino el consumidor; el cliente es "el bar")
  • el 80% de los MOOCs son marketing.
  • Chirría hablar de "antiguos alumnos", en universidades por ejemplo, y del aprendizaje a lo largo de toda la vida. ¿Por qué tras acabar un proceso formativo se deja en ese punto de antiguo la conexión?
  • El poder en ámbitos educativos basado en la acreditación oficial y en el mercado local.
  • Si le llamas tecnología te delatas, que has nacido antes que ella. Bueno, y si ya le pones el adjetivo nueva...

Y se refirió a los huérfanos digitales, claro. Y al trato con adolescentes sobre esto de la Red, recordando que hablar de ello con los hijos le recuerda a cuando su padre le llamó para hablarle de las drogas y sus peligros --cuando ya estaban en el entorno cercano, además, sin que aquél lo supiera, y, como en aquel entonces, pesa más el interpar que el padre, sin obviar el papel de la familia en cuanto a valores-- Puso un buen ejemplo de ejercicio alternativo, en vez de lanzar sermones y filípicas: llamar y decir "a ver qué encuentro de ti en Internet"; si es peligroso o comprometedor, castigo. Seguro que el ejercicio no se repite más de tres veces.

Acabó con una visión positiva. Para su padre, hombre de campo, irse a la ciudad como hizo Genís era un peligro pero para él una oportunidad. Y con Internet podemos ser más potentes, tener más conexiones, ser mejores personas, profesionales, ciudadanos.

Desde luego, recomendable seguir a este hombre y ver la charla cuando la suban a la Red.



2 comentarios:

  1. Dos visiones complementarioas de otros dos Aprendices, Sergio Monge

    ResponderEliminar
  2. Ademas de conocer a Genis, la buena accion del dia ha sido compartir este buen resumen de la exposicion no?
    Eskerrik asko Iñaki ;-)
    j

    ResponderEliminar

Aquí también puedes colaborar tú.
Idatzi ere egin ahal duzu txoko honetan.