2012-09-18

¿Para qué un blog en educación?

Aún pensando si el bloguear es o no un arte, que apunta Julen, o si este txoko es un blog personal, profesional o híbrido, en la línea argumental de Amalio Rey, me lanzo a escribir este post, pendiente desde hace unos días.

Y es que, por aquello del pensar, la semana pasada me preguntaban algunos profesionales del mundo de la educación que andan sumergiéndose en estos mares de las tecnologías para qué un blog en educación. Al tiempo, estaba en un curso en el que el leit motiv era el portfolio (o porfolio, o portafolio, tanto monta monta tanto) La relación me vino rápida y eso que mi tuit de pregunta se debió perder entre tanto trino.

En corto, menos de 140 caracteres:  un blog también puede ser un forma de portfolio electrónico. Escribo también porque hay más buenas prácticas y posibilidades en la blogosfera educativa, como podemos encontrar, por ejemplo, en las distintas ediciones de los premios Espiral,

Doy por hecho el paso previo, de que sabes qué me refiero cuando digo portfolio (aquí una ficha de la Generalitat valenciana de 2006), yendo más allá de lo que es una iniciativa oficial, como el portfolio europeo de las lenguas. Así, podemos hablar de:
  • un documento, o, más bien, un conjunto de documentos
  • personal, propiedad del o de la aprendiente
  • que puede hacer público, en todo o en parte (heteroevaluación, coevaluación además de autoevaluación)
  • válido para evaluar, para reflexionar ("evaluar es reflexionar sobre la enseñanza"), para consignar evidencias y producciones .


Y es que en un blog se escribe y se plasma, lo que es una forma de reflexión, de sacar a la luz, al ámbito consciente si se quiere,  ideas, creencias que están detras de nuestras actuaciones. Se pueden recoger producciones y documentos de distintos tipos. Las entradas se pueden clasificar, etiquetar, de modo que las categoricemos según decidamos. El blog puede ser público o de acceso restringido. Vamos, que cumple con las condiciones que podríamos establecer, aparte de ser relativamente sencillo, cómodo y económico crearse un blog. Alimentarlo y cuidarlo es harina de otro costal.

Portfolio educativo digital , por César Poyatos en Flickr


En todo caso, me reafirmo en lo que dijera ya hace unos cuantos años a Iñigo Merino (@tehen) (ver el final del vídeo): más allá de modas, hay que reflexionar sobre el por qué tener un blog.

2 comentarios:

  1. Creo que los blogs son simplemente un formato de página web y, por lo tanto, su uso es múltiple y depende de los objetivos, de "para qué lo quieres". Es cierto que hoy en día el contenido de muchos (sobre todo los de opinión)ha quedado superado gracias al auge de las redes sociales y que en otros encuentras "de todo" porque en sus comienzos eran un medio de expresión en la Red que con el tiempo se ha diversificado y dirigido hacia otras aplicaciones web.
    De todos modos, si lo tienes claro pueden tener muchos usos. Yo en educación le encuentro todos estos:
    http://klikatekla.wikispaces.com/Blogs
    http://klikatekla.wikispaces.com/Blogak

    ResponderEliminar
  2. Eskerrik asko, Pilar.

    Y aunque es cierto el auge de esos sitios de redes sociales y la diversificación que señalas, la respuesta que he tenido ha sido mayor en el viejo blog que en twitter ;-)

    ResponderEliminar

Aquí también puedes colaborar tú.
Idatzi ere egin ahal duzu txoko honetan.