2011-09-21

Mis recuerdos sobre primeras lecturas

Anda Eztabai en su blog recordando cómo se enamoró de la lectura, en una serie por capítulos que a saber hasta donde lo/nos lleva. Me ha hecho pensar sobre mi temprana relación con la lectura, y, cosas de la mente, a mi me llega un aroma a periódico, de papel y grande, de los de antes, del siglo pasado, vaya. 

Eztabairen txikitako kontuak irakurriz, nireak ere badatozkit. Eta egunkari, periodiku, izparringiekin lotuta, joan den mendekoak, paperezkoak, handiak.

Leonardo Dell'Aquilla en Flickr

Izan ere, horren inguruko bi pasadizo dauzkat.

Amaren osaba edadetua etortzen zitzaigun inoiz bisitan Atxuriko gure etxera; Maurizio zuen izena. Eta nik, xalo-xalo, ikasitakoa erakutsi nahian edo, periodikuan agertzen ziren berriak irakurtzen nizkion lehenengo eta euskaraz laburpena egin ondoren.

Bestetik, seme-alabarik gabeko auzokoak genituen aurrez-aurreko etxebizitzan; tio eta tia esaten genien. Eguerdietan bazkaldu ondoren eta ikastolara bueltatu aurretik euren etxetik pasatzeko ohitura nuen, berriketan aritzeaz gain "La Gaceta del Norte"n kirolari buruz idatzitakoa irakurtzeko. Informazioa osatzeko bidea zen; gure aitak "El Correo" erosten baitzuen.  Semeak antzekoa egiteko Internet baliatzen du egun. Enbor bereko ezpala dela ematen du, karkar.

Y es que, con esa inocencia infantil y supongo que queriendo mostrar lo aprendido, solía leer las noticias del periódico a un tío de mi madre, para hacerle luego un resumen en euskera. Así que el uso de los dos idiomas parece que me viene de antes de tener blog.

Otra anécdota: teníamos en el piso de enfrente a unos vecinos a quienes llamábamos tíos (algún día tendré que contar alguna anécdota más del tío Ramón, que así se llamaba). Acostumbraba a pasar donde ellos después de comer yo y mientras lo hacían ellos, para charlar y leer las páginas deportivas de "La Gaceta del Norte", para así completar la información de "El Correo", que era el que compraba mi padre. Así que no me extraña tanto que, en versión del siglo XXI, mi hijo haga algo similar en Internet cuando puede. Vamos, que parece que se cumple aquello de "de tal palo, tal astilla"

1 comentario:

  1. Mis inicios fueron con tebeos, enganchado a Deia en casa y El Correo en la de aitite.

    Astérix y Obélix los devoraba.

    ResponderEliminar

Aquí también puedes colaborar tú.
Idatzi ere egin ahal duzu txoko honetan.