2010-12-23

Sobre lo dicho en la Plaza Nueva


Vayamos ahora con mi impresión sobre lo escuchado en la jornada sobre las perspectivas del euskera en el siglo XXI. En principio positivo el acercamiento de los populares al universo del euskera, que espero se concrete en el día a día y no sea un guiño al posible electorado, para no tener que volver a escribir posts como éste.

Gaurkoan, entzundakoei buruzko zertzeladak. Labur esanda, hitzetatik haratago joan beharra, nire ustez. Eta nondik gatozen jakitea onuragarria izan arren, jardunaldien xedea etorkizuna izanik, esparru hori ez zela behar beste azpimarratu iruditu zitzaidan.



De lo escuchado, bastante más de acuerdo con Andrés Urrutia y José Mª Muñoa (a pesar de mi crítica por no haber realizado el discurso en sí en euskera). Frases del primero como "lengua incardinada en nuestra sociedad" "no queremos hacer arqueología sino biología" "no son posibles monolingüismos cerrados" "política linguística de calado, continuidad, saber dónde vamos"  o "el euskera no es de nadie, pero es de todos" del segundo me parecen perfectamente suscribibles, aunque cabe señalar que en ocasiones parecen una vaga declaración de intenciones. ¿Cómo conseguir que el euskera sea atractivo? ¿Cómo garantizar la opción de vivir en euskera? ¿Que política lingüística puede ser "amable" y "considerada"?

En cuanto a Kepa Aulestia y Joseba Arregi, me dio la imprensión de que el discurso era el que esperaban que iba a gustar a la posible audiencia del acto. Incluso parecía en ocasiones una especie de acto de contrición o de mea culpa. Por cierto, valorando en su medida los acentos propios de cada zona en euskera, me quedo con ese "insulso" euskera de Bilbao antes que con el castellano que delata la procedencia vasca de quien lo habla, pese a las opiniones del ondarrutarra y del andoaindarra.

Me pareció que hubo mucha mirada al pasado para tratar de explicar o justificar el presente, pero sin demasiado análisis de futuro. Interesante la reflexión de Arregi sobre estadio nación, lengua nacional e insistente Aulestia con la meritocracia en el mundo del euskera  (si bien de alguna forma coincidiera yo en su día con parte de sus tesis)

Incluso creo que éste no se dio cuenta que no es posible una educación sin valores, al proponer que el euskera sea una asignatura más dentro del curriculum; eso mismo encierra unos determinados valores. Por otra parte, ¿qué competencias básicas propondría para el alumnado vasco en este campo, teniendo en cuenta que no cree en el bilingüismo pasivo?

No me gustaron los toques victimistas de Joseba Arregi y de Antonio Basagoiti; considero que sobran en un discurso que pretende ser conciliador. Tampoco creo que haya que ser tolerante como señaló Muñoa; parece que en ese "tolerar" se intuye una cierta superioridad de quien lo hace.


Uniendo con el primer párrafo, el "me quiero unir" de Basagoiti me resulta cuando menos dudoso. Digo dudoso porque creo que ya ha tenido oportunidad a lo largo de su vida, máxime en alguien que, pese a su relativa juventud, lleva tanto tiempo en la vida política de este país. Aquí no me valen los balones fuera de decir que también pasa eso con personas de otros partidos, de la órbita nacionalista incluso; vale, en muchos y muchas ha existido poco interés en aprender o mejorar el nivel lingüístico pero ello no debe ser eximente. Veremos si "progresa adecuadamente" el actual presidente del PP vasco en este ámbito.

2 comentarios:

  1. Profundo Iñaki, no es fácil opinar sin haber estado y mucho menos tener una opinión clara.

    De todas formas, no me interesan, en general, las opiniones de personas que van dando bandanzos por la vida. Tanto Aulestia como Arregi han defienden ahora posturas que antaño no hacían. En el caso del exconsejero de cultura, además, suele hablar como si de toda la vida hubiese sido un espectador, un analista, y no uno de los máximos responsables en todo este asunto de la euskaldunización. Si tan poco le gustaba lo que se ha venido haciendo, ¿por qué no dimitió entonces? ¿por qué no practicó otra política?

    Y sobre Basagoiti... en fin. Mucho cariño al euskera, pero para enterrarlo. Porque de esa frase de que no es de nadie pero es de todos seguro que le gusta la primera parte, la de que no sea de nadie.

    Con todo, en este país lo que debemos es hablar menos sobre el futuro del euskera en castellano y hablar más en euskera.

    El primer incoherente yo, con esta respuesta en español.

    ResponderEliminar
  2. La frase que citas, Gontzal es de Muñoa, presidente de Eusko Ikaskuntza, no de AB ;-)

    ResponderEliminar

Aquí también puedes colaborar tú.
Idatzi ere egin ahal duzu txoko honetan.