2010-04-18

Bilbao en negro

Después de leer este artículo de JJ Abasolo en El Correo, decidí leer algunas novelas de género negro de las que citaba ambientadas en Bilbao y que encontré en la biblioteca (otras las había leído ya, como Alacranes en su tinta). Han sido otras tres al final: la primera de Otaola, Brocheta de carne, Círculo roto de Iñaki Miró y entro en el pac el libro de Txema Soria, Bilbao un crucigrama en la página de sucesos.

En la obra de Txema Soria se entrecruzan relatos cortos, no todos del mismo estilo y factura a mi entender (el propio Txema me lo confirmó un día que se lo comenté: alguno de ellos está escrito hace bastante tiempo, de esos escritos en los años jóvenes vamos) De los tres me ha parecido el más complejo desde el punto de vista literario y quizá por ello más compleja su lectura; la presencia de Bilbao queda algo más difuminada incluso. Aquí la entrada que le dedicó el ya citado Abasolo.

Respecto a las otras dos, no me ha convencido la de mi tocayo; en cuanto a la historia, me parece muy poco verosímil (vale, a veces la realidad puede superar a la ficción) y la prosa no la he encontrado elaborada. Eso sí, el otro día al pasar por la Gran Vía y encontrar un tumulto llegué a pensar que podía alguien haber tratado de imitar el libro. 
La de Otaola, algo mejor, aunque presenta excesivos personajes que luego no tiene mayor peso en la historia, el final resulta un poco rápido y lioso y, desde luego, no me resulta muy creíble que alguien como la protagonista esté viviendo con otra persona en su casa sin saber exactamente quién es. Protagonista que he visto tiene hasta su propia web. En este libro me dio qué pensar lo de los participantes en la tertulia; ¿por qué será? 
En resumen, resulta curioso el escenario, paisaje habitual para mí,; las novelas bastante lineales en cuanto al desarrollo y no sé si alguien que no conozca Bilbao y algunas claves socioculturales podrá entenderlas del todo.

He encontrado otro factor, concurrente supongo, que une al menos a Otaola y Miró: ambos fueron alumnos de Jesuitas en Indautxu.

Seguiremos con otros libros del estilo, del propio Abasolo incluso, aunque entre medio haremos un hueco a otros autores como Petros Markaris y a esas pistas que nos ofrece Noemí desde Boquitas Pintadas.

2 comentarios:

  1. Pues gracias a ti también por tus pistas. Fíjate que yo no acabo de animarme con el noir local. Se me ocurre que, por ejemplo, yo leo a Markaris por lo literario y también para saber cómo se vive hoy en Atenas y cómo se vive en Bilbao pues como que ya sé. Nos leemos.

    ResponderEliminar
  2. Ya sabes, Noe que lo prometido es deuda ;-)

    ResponderEliminar

Aquí también puedes colaborar tú.
Idatzi ere egin ahal duzu txoko honetan.