2010-02-01

¿Qué debe primar, ser Personas o futbolistas?

En el equipo de fútbol escolar infantil de mi hijo, los entrenadores decidieron pedirles las notas tras la primera evaluación. Bien, ya sé que se trata de un club de barrio, en el que lo normal es que, en el mejor de los casos, acaben engrosando las filas de clubs de fútbol regional, y que contentos  estarán si cubren los gastos que les suponga hacer deporte. De todas maneras, no me parece nada mal que los chavales se den cuenta de la importancia de su formación, en la cual el deporte es sólo una parte.

Al tiempo, he compartido charla con dos colegas, profesores ambos que han tenido en sus aulas a jugadores de la cantera del Athletic. Me han contado distintos ejemplos sobre ellos. Y es que aunque en su momento parecía que en Lezama se pretendía potenciar el aspecto educativo, mucho me da que al final lo importante es darle bien a la pelotita.

El interrogante también lo lancé en un grupo de conocidos, de modo presencial. Hubo quien me dijo que los estudios no garantizan nada (hasta cierto punto de acuerdo), que lo importante es, en efecto darle bien a la bola, y me puso como ejemplo, precisamente, a Maradona (ejemplo claro también de "juguete roto" a mi entender). Y pensé en dos jugadores jóvenes, que recientemente han dado el salto a la élite.

Iker Muniain, quien según informó en su día el diario As, mejoró su situación contractual y pecuniaria al de poco de firmar su contrato profesional con el Athletic (para satisfacción de su entorno supongo) había dejado ya sus estudios en el colegio (ese dónde decidió el club llevar a todos sus chavales, con unos resultados no muy edificantes, según tengo entendido) con 16 años, para sacarse el título de monitor deportivo (que debe estar dirigido casi en exclusiva a jugadores rojiblancos). Por el contrario, leí que hay un jugador maño, Alex Sánchez, que acaba de debutar en primera división siendo manco, y que está estudiando en la Universidad (vía Deia)

Mientras tanto, leo la opinión de alguien que entiende un poco de fútbol creo; un tal Johan Cruyff. En uno de sus artículos en El Periódico, señalaba que a los 18 años la obsesión debe ser formarse como profesional y como persona.





7 comentarios:

  1. Bonito dilema Iñaki, que en mi opinión no se resuelve con una respuesta unidireccional o al menos yo no la tengo. Hay casos y casos y en el fondo está siempre la persona. Todos conocemos a cretinos titulados y a magníficas y brillantes personas que apenas han ido a la escuela. El deporte profesional es tan exigente que obliga a hacer una elección a edades cada vez más tempranas. El de Muniain es un caso extremo y por lo tanto no sirve como ejemplo. Si nos quedamos con el promedio, habrá chavales que consigan compaginar estudio y deporte... siempre que lo segundo no les despierte demasiadas expectativas. Los que apuestan por el deporte, dificilmente pueden mantener un ritmo de estudios adecuado. Hoy en día es lo que hay. No conozco ningún deportista profesional que sea físico nuclear... ni ningún físico nuclear campeón de algo.
    Al deportista profesional se le exige ser bueno en lo suyo. Como al fontanero, al camionero, al cocinero o al encofrador y hasta la fecha no he asistido nunca al debate sobre la formación académica de los que ejercen estas profesiones, ni he percibido preocupación sobre su preparación ante la vida. Tampoco en el caso de los cantantes, los pintores o los funambulistas del Circo del Sol.
    Los futbolistas no son más tontos que el resto de la población y lo suyo es meter goles, no resolver ecuaciones de segundo grado. Y por si algún comentarista tiene la tentación de reprocharles el empleo de su tiempo de ocio, que antes de escribir repase los índices de audiencias de TV y los de lectura de periódicos y libros y comprobará que, más o menos, están en la media.

    ResponderEliminar
  2. Pues entiendo a Latxaga pero no estoy de acuerdo en un tema: Si hay una preocupación por el aprendizaje permanente.

    Una formación continua que permita al fontanero, al camionero, etc. mejorar y prosperar.

    En el caso de los futbolistas el problema es más el no cumplimiento de las espectativas generadas y la respuesta que ante esta situación recibe el futbolista.

    ¿Cúantos futbolistas profesonales vicaínos hay? ¿Cúantos infantiles? ¿Qué ocurre con los que "no llegan"?

    Esto me recuerda otro tema la fagocitación que hace el futbol sobre otros deportes. ¿Cúantos equipos infantiles o cadetes hay de balonmano masculino? ¿y de baloncesto? ¿y de atletismo? ¿y de ....

    ResponderEliminar
  3. Josu, la formación continua la reciben los jugadores en cada entrenamiento. Otra cosa es que su vida profesional acaba antes de los cuarenta años. Porque supongo que la formación continua de los fontaneros a la que te refieres está directamente relacionada con su trabajo, no con el estudio del Renacimiento italiano o con la física de las moléculas.
    El tema de las expectativas no cumplidas da para otro post. Claro que hay futbolistas frustrados, y cantantes de ópera y actrices de teatro, y músicos de jazz. Dónde se sitúa la expectativa. Hay futbolistas profesionales en Segunda, Segunda B o Ligas menores como Portugal, Bélgica o Francia que se ganan la vida bastante bien y tienen tiempo para reorientarla para cuando acaben con el fútbol. La imagen del juguete roto está ahí, pero no tan frecuente y tiene más de literatura o de leyenda que de realidad. De cada 1.000 infantiles pueden llegar uno a Primera, tres a Segunda y y treinta a Segunda B. El resto estudia, trabaja o está en el paro, como todo el mundo.
    Y en cuanto a la fagocitación de otros deportes, es una cuestión cultural o tradicional. El peso del Athletic en Bizkaia no tiene nada que ver con el de la Real en Gipuzkoa o el del Alavés u Osasuna en sus territorios, por ceñirnos a lo más cecano. Por eso en Gipuzkoa ha habido siempre una mayor diversidad de deportes que en Bizkaia. Pero eso no es culpa del fútbol, evidentemente.

    ResponderEliminar
  4. La verdad que es un tema interesante. Desde fuera pocos deportistas parecen tan faltos de formación como los futbolistas. Esa al menos es la impresión que yo tengo. Quizás en otros deportes el no poder vivr profesionalemnte de ello exige a sus practicantes una red de seguridad que garantice unas posibles alubias alternativas en un contexto distinto al deporte. Bien es cierto que la formación entendida como adquisición de conocimientos no es garantía de nada pero el periodo formativo son más cosas, es compartir un entorno, unas inquietudes generacionales, unas preocupaciones sociales, etc,. Totalmente de acuerdo en que en esto hay un componente individual de aprovechar todas estas experiencias pero...el que no accede a ellas dificilmente podrña empaparse de las mismas.
    El contraste del futbolista en mi imaginario es el baloncestista. Gente con, aparentemente, más recursos intelectuales, muchos de ellos con formación postgrado, con un discurso fluido y un vocabulario variado.
    A veces pienso que hasta los toreros estan ahora mejor formados que los futbolistas.
    Otro ejemplo: resulta curioso comparar, por ejemplo, a gente del motor (motos, F1, etc..)muchos de ellos sin estudios pero rodeados de ingenieros y en autenticas torres de babel que suelen ser esas estructuras deportivas, con futbolistas que apenas son capaces de manejarse en su propio idioma.

    ResponderEliminar
  5. No caigas en el tópico Iñaki. Eso de futbolista tonto vs. baloncestista listo ya no es tan real como hace, pongamos, veinte años. Hace tiempo que el baloncesto dejó de ser un deporte de universitarios; tendrías que hablar con alguno de los profesionales que andan por estos pagos (no me refiero solo a Bilbao) sobre todo a los que han venido del otro lado del Atlántico, que es donde tienes que comparar el nivel de profesionalismo con el que tiene el fútbol de aquí.
    Tienes la impresión de que los futbolistas son los menos preparados. Bueno, es una impresión y no descarto que estés en lo cierto. Pero ¿cuántas veces ves y oyes hablar a un futbolista X en la tele, en la radio y en la prensa y cuántas veces has visto al baloncestista X, al tenista Y o al atleta Z, en los medios?. Las probabilidades de meter la pata del que está todo el santo día en los medios se multiplican de manera exponencial respecto del que sale una vez al mes.
    Al margen de matices, sí que estoy de acuerdo con vosotros en que la cosa es manifiestamente mejorable.

    ResponderEliminar
  6. Fisgoneando un poco por la red. Da la sensación de que el Barça en esto también hace las cosas muy bien. La Masía parace que tiene buena pinta como lugar de formación de chavales tanto a nivel deportivo como personal. Pero bueno, Lezama también es un lugar muy bien valorado fuera de aqui.

    ResponderEliminar
  7. Interesante debate, con gente potente. Quizás nos dé para una de las "tertulias bilbainas".
    ¿Tenemos algún futbolista con blog?

    ResponderEliminar

Aquí también puedes colaborar tú.
Idatzi ere egin ahal duzu txoko honetan.